El Parlamento rechazó hoy por tercera vez el tratado que ha negociado con Bruselas la primera ministra, la conservadora Theresa May.

Miles de partidarios del "brexit" se manifestaron hoy frente al Parlamento británico para pedir que se ejecute el resultado del referéndum de junio de 2016, en el que se impuso por un estrecho margen la opción de abandonar la Unión Europea.

Algunos de los manifestantes partieron hace dos semanas de la localidad inglesa de Sunderland (norte de Inglaterra), en una marcha a pie que ha concluido en Londres el día en el que estaba previsto que el Reino Unido rompiera sus lazos con el bloque comunitario.

El Gobierno, sin embargo, pidió una prórroga hasta el 12 de abril para salir de la UE. Ese día se materializará la ruptura si antes no se ratifica un acuerdo de salida o bien se solicita una extensión más larga.

El Parlamento rechazó hoy por tercera vez el tratado que ha negociado con Bruselas la primera ministra, la conservadora Theresa May.

El activista de extrema derecha Tommy Robinson se dirigió a la multitud congregada ante el palacio de Westminster, sede de las cámaras parlamentarias británicas.

Manifestantes pro "brexit" participan en una protesta en el exterior del Parlamento en Londres, Reino Unido. Foto: EFE

Robinson es fundador de la Liga de Defensa Inglesa, un grupo que define entre sus objetivos la lucha "contra la islamificación global" y la "inmigración incontrolada de cualquier tipo”.

"Theresa May ha perdido la votación. Mucha gente se estará preguntando qué quiere decir eso. Quiere decir que nos han traicionado", dijo ante los manifestantes el activista, que asesora además al Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP).

"Se suponía que hoy era el día de nuestra independencia", agregó Robinson, cuya cuenta en la red social Facebook fue clausurada en febrero por "llamar a la violencia contra las personas en base a la raza, etnia u origen nacional”.

Participó asimismo en el evento, entre otros, el diputado conservador Peter Bone, uno de los miembros de la facción euroescéptica de la formación de la primera ministra que poco antes había votado en contra del acuerdo que defiende el Gobierno.

"Decidimos salir (de la UE), no salir con un acuerdo. La primera ministra dijo 108 veces en la Cámara de los Comunes que saldríamos hoy, el 29 de marzo. Ha roto su palabra y esa es la razón por la que no he votado a favor de su fraudulento plan del 'brexit'", afirmó.