Foto: Archivo
No se abordó el tema durante el encuentro de Chrystia Freeland con López Obrador

El gran pendiente de la relación entre México y Canadá son las condiciones en que las empresas mineras de ese país operan en territorio nacional, coincidieron académicos especialistas en la región de América del Norte.

El pasado martes una delegación canadiense de alto nivel, compuesta por los ministros de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland; de Finanzas, Bill Morneau, y de Diversificación del Comercio Internacional, Jim Carr, se reunió en Ciudad de México con funcionarios federales y el equipo de transición del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Al respecto, la internacionalista de la Universidad Iberoamericana y asociada del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, Pía Taracena, señaló que las reuniones fueron positivas para establecer que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte es un asunto de gran importancia que debe mantenerse como alianza trilateral.

Foto: Especial

Por su parte, el también analista Eduardo Rosales, de la la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, de la UNAM, expuso que la gira de trabajo atendió lo urgente: el proceso de renegociación del TLCAN.

Rosales explicó que el punto fundamental de la visita de la delegación canadiense fue confirmar la lógica de un acuerdo de tres partes: México, Estados Unidos y Canadá. Destacó que en este tipo de encuentros es difícil agotar la agenda, por lo que la mayor parte de los temas quedó fuera. No es el momento ni el tiempo de abordar el espectro total, pues será cuando entre en funciones la nueva administración, la cual está en una curva de aprendizaje, agregó.

En el mismo sentido se pronunció Taracena, quien detalló que en este tipo de reuniones se demuestra la buena voluntad para acercar a las partes. Una vez que llegue el gobierno en transición, se pueden definir las particularidades, dijo.

Ambos especialistas coincidieron en que la condición de operación de las mineras de Canadá en México ha sido el principal ausente en los diálogos y negociaciones internacionales entre ambos países.

Es un punto que se tiene que abordar a nivel de gobiernos, dijo Rosales. México debe presionar a que las empresas mineras en el país cuiden más los derechos laborales y los derechos de los trabajadores, destacó Piña Taracena.