Historias de la creación del mundo.

Adán y Eva comieron el fruto del árbol del bien y del mal.

¿Para qué son los frutos, si no es para comerlos?

El Señor, irritado, los expulsó del paraíso.

Para tener libertad es necesario renunciar a algunos paraísos.

Fue entonces cuando el Señor creó la vid, que fue un poco como crear otra vez la vida.

De la vid sale la uva, y de la uva el vino, que es uno de los mayores goces de la vida.

El Espíritu le preguntó al señor:

-¿Por qué hiciste la vid?

Respondió Él:

-Para compensar un poco a mis criaturas por la pérdida del paraíso.

 

¡Hasta mañana!...