Historias de la creación del mundo.

Una estrella de mar salió una noche a la superficie y vio a las estrellas del cielo.

¡Qué hermosas eran! ¡Cuán bello y fulgurante su claro resplandor!

Tanto las admiró que se elevó por el aire y llegó hasta la bóveda celeste. Allá empezó a brillar como las otras.

Vieron eso las demás estrellas de mar e hicieron lo mismo: se fueron a lo alto.

Los científicos marinos están muy preocupados.

Cada vez hay menos estrellas de mar.

Lo atribuyen a la contaminación de los océanos.

Nosotros sabemos que la causa es otra.

¡Hasta mañana!...