Justo un año después de haber estado en las carteleras de cine a nivel mundial con la última entrega de “Avengers”, Chris Hemsworth aterriza en el streaming con el estreno mundial de “Misión de Rescate”.

Lo que sí es un hecho es que esta película original de Netflix titulada en inglés “Extraction”, desde su origen basada en una novela gráfica titulada “Ciudad” y a pesar de haber sido adaptada por uno de los directores de la mencionada serie de “Avengers”, Joe Russo, dista mucho de ser un entretenimiento familiar apropiado para festejar el Día del Niño ya que el personaje que Hemsworth interpreta en esta historia es literalmente oscuro y violento desde sus primeras escenas, en comparación al iluminado superhéroe precursor de la paz Thor del sello Marvel al que el actor australiano dio vida en aquella saga de películas.

Así, “MIsión de Rescate” si bien inicia con Hemsworth vestido de militar pero cubierto de sangre y muy golpeado apoyándose en un vehículo varado en un puente donde se da un enfrentamiento a balazos que combate con su respectivo fusil en mano, nos regresa en el tiempo a dos días antes en su casa en Australia hasta donde recibe la oferta de realizar su más peligrosa misión como mercenario en la clandestinidad de rescatar de un secuestro que ha sufrido Ovi Mahajan (Rudhraksh Jaiswal), un niño hindú, por parte del crimen organizado en la ciudad de Bombay.

El problema en este caso es que Ovi es hijo de otro narcotraficante rival del que lo secuestra que es un zar de las drogas de Bangladesh y quien no conforme con haber conseguido que el padre de Ovi esté encerrado en la cárcel, se ha empeñado en cobrarle la totalidad de su deuda con lo que más quiere que es su hijo. De ahí que en la misma clandestinidad en la que ellos se mueven contrata a través de unos intermediarios al intrépido mercenario que es Tyler Rake (Hemsworth) para ahora sí que llevar a cabo la nada fácil misión de rescatar a salvo al menor en medio de estas circunstancias lidiando a la vez con sus propios demonios internos que crean una conexión muy particular con “el paquete” a extraer de una ciudad prácticamente convertida en fortaleza para evitarle que la concluya con éxito.

“Misión de Rescate” es la ópera prima como director de Sam Hargrave, quien había combinado el oficio de dirección de varios cortometrajes con la de hombre de acción en varias películas de Marvel como las que protagonizó Hemsworth y es por ello que su mejor virtud que tiene es una magistral coreografía de escenas de acción, incluyendo una en plano secuencia o sin cortes de 11 minutos de duración, que hacen de este filme una muy buena propuesta de acción para quienes gustan de este género.

Eso sí, como producto a final de cuentas hollywoodense que es, no deja de caer en estereotipos o lugares comunes como los que se vieron, por ejemplo, en “Hombre en Llamas” (Tony Scott, 2004), también sobre el secuestro en su caso de una niña norteamericana en México donde la policía mexicana era casi en su totalidad corrupta y la acción se desarrollaba en sus barrios más feos y peligrosos.

Alfredo Galindo

Columna: Cinelectronico

Productor, Director y Guinista de cine.

Columnista del periódico Vanguardia desde 1995, escribe sobre música, cine y televisión. Combina la pasión de escribir con la creación cinematográfica.