Foto: Especial
Además de reconocer la belleza, Miss Mundo en silla de ruedas reconoce la valentía, fuerza e inteligencia de las participantes.

Un insólito concurso reunió en Varsovia a 24 mujeres de 19 países, aspirantes al título de Miss Mundo en silla de ruedas, sin que importe demasiado el resultado, en un certamen en el que todas fueron ganadoras.

"En realidad somos todas ganadoras, a partir del momento en que hicimos nuevas amistades, ganamos nuevas experiencias y compartimos juntas el momento", dijo la chilena María Díaz, de 28 años, jugadora de tenis profesional en silla de ruedas.

"Fue nuestra primera oportunidad para demostrar al mundo que podemos realmente hacer lo que queremos", agrega esta mujer magnífica, víctima de de un accidente hace diez años, galardonada en Varsovia con los títulos de Miss Actividad y Miss Lifestyle Designers.

La corona de Miss Mundo fue para la bielorrusa Alexandra Chichikova, de 23 años, estudiante en psicología y pedagogía social.

Foto: Especial

La sudafricana Lebohang Monyatsi y la polaca Adrianna Zawadzinska fueron electas respectivamente primera y segunda princesa. "Luchen contra sus angustias y miedos", proclamó la reina. La futbolista y modelo francesa Nadjet Meskine fue electa Miss Sonrisa.

En la velada de gala, ante unos mil espectadores, las candidatas participaron en tres atuendos distintos: traje nacional, vestido coctel y traje de fiesta, en medio de sofisticadas coreografías.