Especial
En cinco casos se constató la presencia de dos bacterias, clostridium perfringens y providencia alcalifaciens, en "cantidad anormalmente elevada"

En las últimas semanas unos 200 perros en Noruega comenzaron a sufrir los mismos síntomas, diarreas y/o vómitos hemorrágicos, debilidad repentina, indicó el lunes el instituto veterinario noruego. Entre ellos, alrededor de 25 ya murieron.

En cinco casos se constató la presencia de dos bacterias, clostridium perfringens y providencia alcalifaciens, en "cantidad anormalmente elevada", agregó.

Las autoridades sanitarias exhortaron a pasear a los perros con una correa y a limitar los contactos entre ellos.

"Que perros noruegos sanos y grandes mueran tan rápidamente sin duda es grave. Es una situación muy especial como no he conocido antes", dijo el director de emergencias del Instituto Veterinario noruego, Jorun Jarp.