Los Rayados perdieron ante el cuadro de la MLS pero se impusieron por marcador global para avanzar a la siguiente ronda

A pesar de haber tenido un mal juego de visita en Estados Unidos, Rayados de Monterrey se sobrepuso a la adversidad y está en la siguiente ronda de la Concacaf Liga de Campeones tras ganar en el marcador global 3-1 al cuadro de Atlanta United.

Los Rayados jugaron más a cuidar el marcador abultado con el que habían salido del BBVA Bancomer y lo lograron.

Monterrey no mostró mucho al ataque.

Su jugador más desequilibrante fue Rodolfo Pizarro quien tuvo un par de intentos frente al marco en la primera mitad, y otro más de peligro al segundo tiempo, pero que todo fue detenido sin problemas por el arquero Brad Guzan.

Tomada de Twitter

Del otro lado, Marcelo Barovero si tuvo una noche de complicaciones por la figura del cuadro de casa, Josef Martínez.

Apenas a los 9 minutos recibió un disparo por parte del venezolano, que tuvo que sacar a una mano para evitar terminara colándose en su arco.

Tomada de Twitter

Pero en la segunda parte del juego, no pudo dejar su meta en ceros. Gracias a un servicio de Darlington Nagbe, tras una gran jugada ofensiva, el esférico terminó en los pies de Josef para hacer el 1-0 que acercara a los suyos en el marcador.

 

Aún así, los dirigidos por Diego Alonso supieron controlar el duelo y se fueron a casa con el marcador global a su favor de 3-1 y a esperar lo que suceda entre el Sporting de Kansas City y el sorpresivo Independiente La Chorrera de Panamá.