Solución. Cada cinco kilómetros colocarán retornos. ARCHIVO
Jaime Bueno Zertuche, presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, encabezó una comisión de legisladores que se reunió con ejecutivos de la concesionaria de la vía, en la que se les informó acerca de esas y otras medidas a tomar

Antes de la temporada invernal que iniciará a finales de 2020, la empresa concesionaria de la autopista Saltillo-Monterrey reubicará alrededor de un kilómetro hacia el sur las casetas de cobro e implementará los retornos cada 5 kilómetros, como parte de las medidas para mejorar la seguridad de esta vía.

Jaime Bueno Zertuche, presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, encabezó una comisión de legisladores que se reunió con ejecutivos de la concesionaria de la vía, en la que se les informó acerca de esas y otras medidas a tomar.

La reunión, señaló Bueno Zertuche, se derivó de los puntos de acuerdo que se han emitido tanto en el Legislativo local como en el Senado.

“Y la verdad es que si lo que nos han comentado se realiza, creo que será un paso importante para la seguridad y mejoría de esta vialidad”, opinó el diputado saltillense.

Explicó que a partir del junio de este año se iniciará la construcción de casetas de cobro en un punto entre un kilómetro y 800 metros de su ubicación actual (acercándolas a Saltillo).

“Ellos nos comentaron que a partir de junio estarían iniciando las obras y lo que están contemplando es adelantar (acercar a Saltillo) las casetas de cobro de quienes van hacia Monterrey, y dejar en donde están las casetas de quienes van hacia el Aeropuerto o hacia la carretera libre”, explicó.

“Y de esa manera evitar o disminuir el riesgo que existe por ubicar todas estas casetas en plena pendiente, que cuando se hacen filas largas puede propiciar accidentes que ponen en peligro la vida de quienes están en las casetas y de quienes conducen”, añadió.

Otro compromiso es que antes de la siguiente temporada invernal se estarían habilitando retornos cada cinco kilómetros, para que en caso de accidente se permita el más sencillo desfogue y que no se tarden horas como sucede actualmente.

“Igualmente se comprometieron a implementar una serie de señalamientos con tecnología de punta, que permitan al conductor conocer con detalle las condiciones en que se encuentra la carretera en los próximos kilómetros con una sugerencia de velocidad, incluso, en un momento dado, avisando la cercanía o no de vehículos”, comentó.

Habría, además, añadió, anuncios luminosos con estaciones meteorológicas en los kilómetros donde se presenta la mayor densidad de neblina.