Foto: Archivo
La acalorada discusión entre dos hermanos terminó movilizando a diferentes autoridades hasta el lugar de la riña, luego de que un fuerte estruendo hiciera pensar a los vecinos que se trataba de detonaciones de arma de fuego

La acalorada discusión entre dos hermanos terminó movilizando a diferentes autoridades hasta el lugar de la riña, luego de que un fuerte estruendo hiciera pensar a los vecinos que se trataba de detonaciones de arma de fuego. 

Alrededor de las 23:20 horas del viernes, elementos de la Policía Municipal y de la Policía Ministerial atendieron un reporte de una presunta persona lesionada por arma de fuego en las calles de la colonia Las Teresitas. 

De acuerdo con los primeros reportes, dos hombres abrían estado peleando afuera de una residencia donde, minutos antes, compartían cervezas y platicaban de lo más normal, hasta que tuvieron un malentendido. 

Las autoridades se trasladaron hasta la calle Apaches, del mencionado sector, donde localizaron a los rijosos, que resultaron ser una pareja de hermanos que llegaron a los golpes luego de intercambiar insultos. 

Ambos se encontraban bajo los efectos del alcohol y uno de ellos reventó un envase de vidrio antes de abalanzarse a golpes contra el otro, que terminó con una lesión en el pómulo derecho, solicitando los uniformados una ambulancia. 

Los vecinos habrían confundido el estruendo de los cristales con una detonación, por lo que reportaron al baleado, cosa que fue desmentida por la propia Policía Ministerial; al final, el lesionado negó el traslado y se quedó en casa, haciendo las paces con su familiar.