Foto: Francisco Rdz.
El Presidente de Acción Nacional declaró que el actual Gobierno Federal solo echa culpas y no asume su responsabilidad

El Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza, declaró que el actual gobierno federal solo echa culpas y no asume su responsabilidad. “Es un gobierno de mucho ruido y pocas nueces”, criticó.

Afirmó que es preocupante el desdén y la frivolidad con la que el gobierno federal asume el tema del feminicidio, por lo que el panismo se suma al paro nacional del 9 de para exigirle a que impulse medidas específicas, concretas, como una Fiscalía Especial contra el Feminicidio, para que este tipo de sucesos tan lamentables como los de Ingrid Escamilla o la niña Fátima, no vuelvan a ocurrir.

“Por eso hoy nosotros le exigimos al gobierno federal que le dé la relevancia al tema. No podemos permitir que en nuestro país sigamos perseguidos, particularmente nuestras mujeres, niñas, madres y hermanas”, comentó Cortés Mendoza.

Además del feminicidio, indicó, todas las mujeres hoy se ven violentadas cuando el gobierno federal recorta recursos a programas como Estancias Infantiles, el Fondo para las Mujeres Violentadas y la Fundación del Cáncer de Mama (FUCAM). “Esa es la violencia de género, no sólo es el feminicidio, y como se nota cuando tú tienes relevancia por un tema, es cuando le aplicas recurso público”, comentó.

Criticó el cierre de estancias infantiles que apoyaba a las mujeres trabajadoras, el cierre de clínicas rurales. Además, declaró que es preocupante la creciente inseguridad que se vive en todo el País. “Es fundamental que se tomen medidas concretas en un tema que afecta a todos”, refirió. 

Marko Cortés también destacó los problemas generados en materia de salud por la decisión equivocada del Gobierno de cancelar el Seguro Popular y crear el Insabi, cuya implementación en los estados está mal coordinada y mal operada y donde el Gobierno federal tiene la infraestructura del sector salud literalmente abandonada por muchos años.

Ante ello, hizo un nuevo llamado al Gobierno federal y al Gobierno del estado de Coahuila para que garanticen la salud pública gratuita, que haya medicamentos, atención adecuada a la población.

Sobre el caso de Emilio Lozoya, mencionó que era un funcionario que no se manejaba solo, por lo que criticó que no haya una investigación más allá de este personaje. “Él trabajaba para un gobierno y ahí hay una red de corrupción que debe ser investigadas. Parece que honra el pacto de impunidad contra el gobierno federal”, apuntó.