Foto: Especial
Lawrence Sigmund Bittaker junto a su cómplice, eran llamados “Los asesinos de la caja de herramientas” y fueron el terror de las jovencitas a finales de la década de los 70

Lawrence Sigmund Bittaker, asesino en serie y violador, falleció el pasado 13 de diciembre a los 79 años en la prisión de San Quintín (California, Estados Unidos), mientras esperaba su ejecución después de 38 años. Bittaker fue condenado por delitos de secuestro, violación y tortura contra cinco adolescentes en 1979.

Bittaker, junto a Roy Lewis Norris, se hicieron conocidos a finales de los 70’s como “Los asesinos de la caja de herramientas” (Toolbox Killers en inglés), debido a que utilizaron herramientas como alicates, picahielos y mazos para torturar y asesinar a sus víctimas.

Las cinco menores asesinadas tenían edades entre los 13 y los 18 años, fueron secuestradas en una camioneta mientras viajaban por autopista de Pacific Coast, al sur de California. Sus cuerpos nunca fueron encontrados.

En el momento de la investigación, el entonces alcalde de Los Ángeles, Peter Pitchess, dijo que las menores habían sido objeto de “abuso sádico y bárbaro”. Entre las pruebas que se presentaron en el juicio, destaca el audio que “contiene la voz de una niña gritando y rogando clemencia mientras es ultrajada y torturada, según documentos judiciales.

Bittaker fue sentenciado en 1981 por el asesinato de las cinco adolescentes. Mientras Norris aceptó un acuerdo de culpabilidad y testificó contra su cómplice. Fue sentenciado a 45 años de cárcel con la posibilidad de libertad condicional y hoy en día continúa en el centro penitenciario Richard J. Donovan.

El Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California (CDCR) señaló que Bittaker murió de causas naturales el viernes por la tarde.