Además de ser luchador, el Audaz era un gran cantante.
El gladiador de origen veracruzano murió a los 73 años

El exluchador de origen veracruzano, el Audaz, murió este martes a los 73 años. Reconocido esteta que destacó en la década de los setenta, y que era también un impulsor de la música regional mexicana, como cantante y productor.

Doménico Bazán León nació el 16 de Mayo de 1947 y entre sus triunfos más destacados se cuentan las cabelleras de Manuel Robles en la Arena Coliseo de la Ciudad de México y el Enfermero, en Poza Rica, Veracruz, ambas en 1972.

Cuatro años más tarde, en abril de 1976, se mide con el legendario Solitario en duelo de máscara contra máscara, descubriendo su incógnita en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México.

Fue el segundo monarca mundial semicompleto avalado por la UWA, destronando a Ray Mendoza, otro de sus grandes rivales, quien le arrebató de nueva cuenta el cinturón y además lo rapó.

Cuentan algunas crónicas que desde muy joven, en sus ratos libres, Doménico tenía la afición de tocar la guitarra y componer, hasta que su curiosidad musical lo llevó a la compañía Cisne Raff, donde grabó su primer sencillo con un grupo norteño.

Con la muerte del Audaz, se cierra el mes de junio, uno de los más fatales en la historia de la lucha libre mexicana, y que incluye nombres como los del Dragón Chino II, Matemático II, el Impala, Ares el Guerrero, Sombra Vengadora y Herodes.