Foto: Especial
Las graves lesiones con las que fue trasladado a la clínica dos del IMSS le cobraron la vida a un hombre que durante la tarde de este domingo sufrió un percance

Luego de horas de intensa agonía, las graves lesiones con las que fue trasladado a la clínica dos del IMSS, le cobraron la vida a un hombre que durante la tarde de este domingo sufrió un accidente en una motocicleta, luego de que manejaba en completo estado de ebriedad. 

Fue durante la tarde de ayer que Francisco Javier Sosa, de 23 años, estaba con unos amigos en la presa palo blanco, en la carretera antigua a Monclova, pero alrededor de las 5 de la tarde decidió emprender marcha para llegar a su domicilio en la colonia Lomas de Lourdes, pese a que no se encontraba en condiciones de manejar debido a que había bebido mucho. 

Sus amigos no lo detuvieron, incluso lo dejaron ir solo y fue media hora después cuando ellos circulaban por la antigua Monclova, a la altura de cañada ancha, que lo vieron tirado en medio de un charco de sangre, por lo que detuvieron su marcha y solicitaron el apoyo de los cuerpos de emergencia, quienes acudieron y al ver la gravedad de la situación decidieron trasladarlo a la clínica dos del seguro socios en donde fue ingresado al área de urgencias en donde se hizo todo lo posible por mantenerlo con vida, sin embargo la gravedad de las lesiones terminaron por quitarle la vida alrededor de las 3 de la mañana, así que elementos de la Fiscalía General del Estado llegaron a tomar conocimiento del deceso para trasladar el cuerpo al SEMEFO para su necropsia.