Proceden. El cuerpo fue trasladado a la funeraria, para que se realicen los servicios correspondientes. ULISES MARTÍNEZ
El hijo del ahora fallecido y quien arribó al domicilio para conocer la situación fue él quien se percató de que su padre se encontraba sin vida en la sala de la casa

Sentado en un sillón en el interior de su domicilio murió Rigoberto Rodríguez García, de 74 años, quien fue visto por última vez el pasado viernes en la tarde por uno de sus hijos. Fue ayer por la mañana que los vecinos se percataron del deceso.

Cerca de las 11:30 horas, vecinos de la Avenida Central 625 informaron a las autoridades que Rigoberto no respondía ni a las llamadas por teléfono, ni tocando a su puerta.

Fue entonces que se dio aviso a Rigoberto Fernández Herrera, hijo del ahora fallecido y quien arribó al domicilio para conocer la situación. Fue él quien se percató de que su padre se encontraba sin vida en la sala de la casa.

Dijo que fue el viernes el último día que lo vio y platicó con él, después de retiró a su domicilio dejándolo como siempre, ya que cada ocho días iba a visitarlo.

Personal paramédico de bomberos acudió a confirmar el deceso y posteriormente personal de la Fiscalía General del Estado tomó conocimiento del mismo.

La muerte aparentemente fue por un infarto, por lo que se certificó de manera natural.