Fallece. El cuerpo quedó inerte en el interior de la patrulla. | Foto: Jetza muzquiz
Luego de confrontar a una pareja a la que acusaba por robo de su negocio, un hombre se altera tanto hasta perder la vida

Luego de una confrontación con pandilleros, un comerciante de la tercera edad sufrió un desvanecimiento y murió en una patrulla.

Alrededor de las 4:15 de la madrugada, Pablo “N”, de 78 años, y uno de sus nietos de 15 años, habían acudido a la calle Francisco de Urdiñola y Hacienda Los Sabino, de la colonia Las Haciendas, pues estaban cuidando ya que el día anterior habían entrado a robar.

Mientras el nieto estaba en el comercio, el anciano esperaba en una camioneta pick up color blanca, cuando apareció una pareja a la que de inmediato señaló como los delincuentes, por lo que se dio aviso a los números de emergencia 911.

Pablo se le fue encima a los presuntos ladrones, identificados como Juan Manuel “N”, de 37 años; y Erika de Jesús “N”, de 39; llegando las autoridades municipales para detener a los sospechosos, dándose cuenta de lo exasperado que estaba Pablo, a quien intentaron tranquilizar.

Aunque los supuestos ladrones fueron detenidos, el anciano no podía calmarse, empezó a sentir dolor en el pecho, por lo que al ver que se desvanecía, los uniformados lo llevaron a la unidad M1496 para que tomara asiento.

Pero la víctima ya no se puso en pie, recibió incluso técnicas de reanimación por parte de los oficiales, hasta que llegaron paramédicos quienes confirmaron el fallecimiento, producto de un posible infarto.

El cadáver permaneció en los asientos de la patrulla hasta que llegaron los servicios periciales de la Unidad de Investigación de Homicidios de la Fiscalía para tomar conocimiento, siendo el cuerpo de Pablo trasladado al Servicio Médico Forense para determinar las causas de la muerte.