Foto: Especial
Debido al fuerte viento y las lluvias que afectaban la zona en el momento, una carpa cayó y dejó además 40 heridos

Al menos siete personas murieron y 40 resultaron heridas al derrumbarse una carpa por el viento y la fuerte lluvia durante la celebración del multitudinario festival hindú Khumb Mela en la ciudad de Ujjain, en el centro de la India.

"Murieron siete personas y los heridos son 40", dijo el inspector general de la Policía en Ujjain, V. Madhu Kumar, sin precisar más detalles sobre el derrumbe de un toldo instalado para la oración de los peregrinos.

El primer ministro indio, Narendra Modi, se mostró "angustiado por la pérdida de vidas en Kumbh debido a las fuertes lluvias", a través de un mensaje en Twitter en el que expresó sus condolencias a las familias y su deseo de pronta recuperación de los heridos.

"Ruego por la seguridad y el bienestar de todos los santos, peregrinos y turistas en Kumbh", añadió Modi.

Kumbh Mela está considerado la mayor peregrinación del mundo, durante la cual los fieles acuden a bañarse en ríos sagrados para purificar sus pecados, y la organización espera unos cincuenta millones de devotos entre abril y mayo en Ujjain, donde se celebra este año este festival rotatorio.

La mayor aglomeración ocurre cada doce años en el Ganges a su paso por Allahabad, en el norte del país, y en su edición de 2013 acudieron cerca de cien millones de personas.

Los sucesos trágicos son frecuentes en celebraciones religiosas en la India en buena medida por deficiencias en la organización, como la precariedad de las infraestructuras.

El mes pasado 110 personas murieron y unas 500 resultaron heridas en un incendio por una explosión de material pirotécnico en un templo hindú del sureño estado de Kerala, tras el que fueron detenidos varios de los organizadores por carecer de permiso para el material pirotécnico que manipulaban durante una celebración.