Parte. En plena vía pública falleció Fernando, autoridades tomaron conocimiento del hecho. / Ulises Martínez
Mientras cuidaba unas vacas, Fernando sufre ataque cardiaco que le cuesta la vida Infarto lo mata

Los gritos y el llanto de Fernando de 8 años se escuchaban a la distancia, mientras paramédicos cubrían el cadáver de su abuelo.

El niño quería darle un último abrazo, pero las autoridades ya no se lo permitieron y su familia tampoco; le decían que ya estaba en un mejor lugar. 

Un infarto fulminante fue lo que mató a Fernando Jiménez Galaviz, de 56 años, a pesar de que sus familiares hicieron lo imposible para que recibiera atención médica, pero todo fue inútil.

Alrededor de las 13:00 horas, el personal de la Cruz Roja acudió a la carretera a Torreón, donde se informaba de una persona que venía del ejido Rincón Colorado a bordo de una camioneta color azul, tras sufrir un infarto. 

Los socorristas llegaron al encuentro con el vehículo Ford F-150 con placas de circulación 67 DSY de capacidades diferentes, color azul con franja gris, de una empresa que hace anuncios luminosos. 

Al atender a la persona, esta ya no presentaba signos de vida, por lo que se le dio aviso a las autoridades ministeriales para que se acudiera a tomar conocimiento de lo ocurrido y que se realizaran las diligencias correspondientes. 

Tragedia. Consternados, los familiares de Fernando Jiménez informaron a las autoridades de su Muerte. / Ulises Martínez

INFORMAN DE LA MUERTE
Conforme las primeras declaraciones de los familiares de Fernando; se encontraban cuidando un rancho en el mencionado ejido, cuando el hombre salió a cuidar las vacas.

Refieren que pasó un buen rato y de pronto vieron a los animales sin el vigilante. 

Fue entonces que salieron de la casa en su búsqueda y lo encontraron tirado, comentaron que sólo abrió los ojos de repente y no los volvió a abrir, pues ya estaba en estado crítico.

De inmediato lo subieron a la camioneta y en el camino hablaron a la Cruz Roja. 

Ya era tarde, pues al llegar los paramédicos había pasado más de 20 minutos que el corazón se le detuvo. 

Una vez que se realizaron las diligencias correspondientes, el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Semefo para que se certifique el fallecimiento y posteriormente será entregado a la familia para que le den el último adiós.

Angustia
> Por tres adultos, familiares del finado, el pequeño era retenido pues luchaba con todas sus fuerzas para que lo soltaran e ir a despedir de su abuelo. 

Deceso
> Fue el tercer infarto que había sufrido en su vida Fernando Jiménez, este último ya el corazón no soportó.