Foto: Especial
Este tipo de embarazo sólo se ha dado 10 veces en la historia, según lo que se ha documentado, un 'milagro'

Muchas parejas sueñan con el día en que comenzarán a tener hijos. Sus pensamientos están llenos de tradiciones familiares que planean comenzar; las vacaciones que van a tomar y los grandes recuerdos que crearán juntos.

Kate y Peter Hill tuvieron este sueño — un sueño que se rompió un día en 2006.

Los doctores le dijeron Kate que nunca concebiría

En una entrevista en video, la pareja describe su increíble viaje de no poder concebir, y de dar a luz a bebés milagrosos.

Kate fue diagnosticada con síndrome de ovario poliquístico, un problema de salud que significaba que nunca podría concebir. Y para empeorar las cosas, no estaba ovulando.

Pero los Hills no se dieron por vencidos. Kate tomó hormonas para aumentar sus posibilidades de concebir. Y a pesar de lo que le dijeron los médicos, quedó embarazada de gemelos nueve años después.

Infortunadamente perdió a uno de los bebés debido a un aborto temprano en el embarazo, y los Hills quedaron con un sólo bebé en camino.

Su embarazo se convirtió en algo “atípico”

Pero el milagro de Kate de poder concebir gemelos solo fue una parte de la sorprendente experiencia que viviría. Diez días después de concebir, Kate volvió a concebir.

Así que Kate estaba una vez más embarazada de "gemelos", pero de una manera que solo se ha documentado diez veces a lo largo de toda la historia.

Normalmente, dos bebés se conciben cuando una mujer libera dos óvulos o cuando un óvulo se divide y se convierte en dos células.

En la situación de Kate, ella ovuló después de ya estar embarazada, un fenómeno que se conoce como superfetación.

El obstetra de la pareja, Brad Armstrong, dijo que nunca había visto algo así antes. La superfetatión, el nombre con el que se identifica al quedar embarazada durante el embarazo, es casi imposible. Es tan raro que no pudo encontrar ningún comentario sobre su situación en ningún sitio web de revisión médica.

La forma en que concibió fue una sorpresa aún mayor

Lo que hace que este embarazo sea aún más raro es el hecho de que la pareja tuvo relaciones sexuales sin protección sólo una vez.

Pero una vez es todo lo que toma. El esperma normalmente vive de tres a cinco días dentro del cuerpo de una mujer, pero no es el caso aquí. Debido a que los bebés fueron concebidos con 10 días de diferencia, significa que el esperma vivió el doble de lo esperado, haciendo este milagro de embarazo aún más que un milagro.

Ahora los Hills son una familia de cuatro

Kate dio a luz a dos niñas mellizas a finales de 2015, a quienes ella y su esposo llamaron Charlotte y Olivia.

A pesar de que son mellizas, las niñas son diferentes en muchos aspectos: peso, longitud, estado de desarrollo y tipo de sangre. Y hoy, sus diferentes personalidades están llegando.

"Olivia es muy fuerte, pero Charlotte es la exigente", dijo Kate. "Son definitivamente dos pequeños milagros”.