Trágico. En el Hospital General fue declarada muerta Isis, un día después de atentar contra su vida./ARCHIVO
Joven ingiere medicina controlada para quitarse la vida

A sus 26 años, Isis A. dejó de existir en el Hospital General de Saltillo, por una intoxicación de medicamentos que ingirió en su casa la tarde del sábado; esto en la colonia Ignacio Zaragoza.

Personal de la Coordinación del Grupo de Homicidios de la Fiscalía General del Estado acudió a realizar el levantamiento del cadáver de la joven, al que llevaron de inmediato a la morgue del Hospital Universitario.

Según sus familiares, Isis cayó en una depresión cuando los médicos le detectaron un virus y la pusieron bajo tratamiento. Dicen que bajó de peso y ya no podía caminar, ni salir a la calle.

LA FATAL DECISIÓN

Fue durante la tarde del sábado que Isis tomó decenas de pastillas controladas, aprovechando que estaba sola. Fueron tantas que se desvaneció. Sus familiares se enteraron de la situación horas más tarde, cuando llegaron y la vieron inconsciente.

De inmediato la llevaron a las instalaciones de la Cruz Roja, y ahí los paramédicos se encargaron de llevarla al hospital, por el grave estado en el que llegó. La ambulancia la dejó en el Hospital General, donde permaneció internada hasta el domingo cerca de las 19:30 horas, que fue el momento en el que los médicos confirmaron su fallecimiento.

Se informó de manera extra oficial que no fue necesario practicarle la autopsia, por la situación médica que presentaba. Debido a las enfermedades que padeció la víctima, se elaboró un certificado donde se asentó que la muerte fue por ingesta de medicamentos.

POR PROBLEMAS CON SU PAREJA ANUNCIA SU MUERTE Y LO SALVAN

Luego de anunciar por teléfono a uno de sus hermanos que iba a matarse, un hombre fue salvado a tiempo por su familia y llevado a recibir atención especializada.

Alrededor de las 15:00 horas del sábado, un hombre recibió la llamada de su hermano, Juan A, quien estaba muy deprimido en la soledad de su hogar, en Brisas Poniente.

Agobiado porque su pareja lo había abandonado, Juan repetía que ya no tenía ganas de seguir batallando y que pronto todo eso terminaría. Su hermano se inquietó e hizo todo lo posible por mantenerlo más minutos en la línea, mientras avisaba a otro familiar.

Juan tiene constantes problemas con la mujer con la que lleva viviendo cerca de un año, que frecuentemente se marcha de la casa.

Cuando los primos de Juan llegaron a su casa, lo encontraron acostado en la cama, presuntamente tras haber tomado una gran cantidad de pastillas antidepresivas, por lo que lo llevaron al Hospital General.

JETZA MÚZQUIZ