Auxilio. Luego del llamado al 911, paramédicos acudieron al lugar para estabilizar a la mujer y trasladarla a un hospital. Fotos: Nadia Betancourt
Mujer toma un gran número de pastillas para atentar contra su vida, pero no cumple su cometido

Gracias a que fue descubierta a tiempo por su hijo, Dora Lilia Hernández Coronado, de 50 años, fue atendida luego de haber tomado pastillas de Clonazepam para quitarse la vida al interior de su domicilio en la zona centro.

Alrededor de las 08:00 horas el hijo de Dora llegó al domicilio ubicado en el interior de la privada San Juan Escobedo 264, localizada sobre Mariano Escobedo, entre Ignacio Allende y José María Morelos.

 

Misterio. No se dieron a conocer las causas que orillaron a la mujer a atentar contra su vida.

LLAMA AL 911

Al ver que su madre no respondía se preocupó y más cuando vio las pastillas cerca de ella, por lo que decidió tomar el teléfono y llamar al número de emergencias pidiendo ayuda, llamada que se canalizó a las instancias correspondientes.

Personal de la Policía Municipal arribó al lugar y en pocos minutos una ambulancia de la Cruz Roja ya estaba también en el domicilio, siendo los paramédicos quienes valoraron a Dora.

Después de que informó cuántas pastillas había ingerido, fue necesario trasladarla a un hospital, por lo que de inmediato fue llevada a las instalaciones de la Clínica Uno del IMSS, donde los médicos se encargaron  de su atención.

Personal de la Unidad de Integración Familiar llegó al centro médico para realizar la investigación de lo ocurrido y ofrecer ayuda profesional para que no vuelva a ocurrir esta situación con la mujer. El apoyo que se le dará es psicológico a la mujer y su familia.