Afectada. Pilar Serrato tiene los documentos que comprueban ser la dueña del anillo y que sus pagos a la casa de empeño están en orden. | Foto: Facebook
Clienta hace pública denuncia, le quieren pagar la tercera parte del valor de la prenda; empleado habría sido el que saqueó la caja fuerte

Pilar Serrato denunció de manera pública a empleados del Banco Azteca ubicado en la Plaza Bella de Ramos Arizpe, Coahuila, por robo y estafa. Asegura que el anillo que empeñó hace más de cuatro meses no le fue entregado.

Ayer por la mañana, la afectada acudió a realizar el último pago para recuperar su prenda de oro con diamante valorada en 20 mil pesos, al pagar le entregaron un recibo para que acudiera a la ventanilla de reclamos y entrega.

Ahí el empleado que debió haberle entregado la joya tardó más de media hora en salir. Luego le dijo que de la caja fuerte sacó la bandeja donde resguardan las joyas y estaba vacía.

Le dijo que la pieza se perdió, pero que cuenta con un seguro de gastos para responderle por su pago.

“Me prestaron 3 mil 500 pesos, la joya vale 20 mil pesos y según el seguro me va a pagar otro 3 mil 500.

“Yo iba a la segura, que iba a recuperarlo con los pagos puntuales, (por eso) firmé un seguro”, dijo.

Para que no acudiera a interponer denuncia ante la Fiscalía General del Estado, varias personas de la misma casa de empeño le informaron que lamentaban la situación y que un empleado saqueó varias piezas de la clientela y que están investigando.

Serrato dijo que durante las próximas horas de hoy miércoles interpondrá una denuncia por abuso de confianza, ya que le señalaron que el lugar era seguro y exige a la Fiscalía el análisis de las cámaras.

Dijo a este medio que podrían salir más afectados de robo por parte de los trabajadores y que cuenta con los medios de prueba, entre ellos los documentos donde su artículo fue empeñado, los refrendos y los pagos puntuales.

Dijo que solo quieren darle 3 mil 500, cantidad que no piensa aceptar ya que pagó 360 pesos mensuales durante cuatro meses, y siempre puntualmente; pues recibía alertas en su celular sobre la fecha de vencimiento para refrendar.