Foto: Francisco Valdés
Le exigen dinero para investigar el delito de sustracción de menores del que fue víctima hace más de seis años
Fue una burla que los policías nos pidan dinero para una investigación y lo que exijo es castigo porque detrás están los ministerios públicos”.
Ofelia Medina Vargas, denunciante.

Ofelia Medina Vargas denunció de manera pública la corrupción que impera en la agencia del Ministerio Público de Ramos Arizpe, donde le están exigiendo dinero para investigar el delito de sustracción de menores del que fue víctima hace más de seis años. 

La afectada hizo un llamado al delegado regional de la PGJE y a la dirección General de Responsabilidades, para que proceda en contra de los funcionarios y policías investigadores involucrados. 

Reveló que en el año 2010 sostuvo un conflicto con su esposo Eladio Rosales, tramitaban el divorcio y planearon qué días les tocaría ver a su hijo, en ese entonces de 6 años. 

Explicó que, sin su consentimiento, Eladio se llevó a su hijo a la Ciudad de México; nunca más regresó y a pesar de que interpuso denuncia ante la PGJE, aseguró que no vio resultados por parte de las autoridades. 

Aseguró que no le daban informes del avance de la investigación; explicó que ella hizo la labor que le corresponde a la policía, pues descubrió que su hijo se encuentra en la Cdmx. 

La denunciante dijo que compareció ante el Ministerio Público para notificarles a los abogados y detectives a cargo de la investigación que su hijo se encontraba fuera de la ciudad, asegurando que le respondieron de una forma prepotente que juntara dinero para los “refrescos” de los funcionarios y “viáticos” para los policías que se trasladarán a la capital del país a extender su investigación.