El delito por el cual se le acusa no es considerado grave, por lo que alcanza el beneficio de condena condicional para conmutar su pena. Foto: Archivo
Pretendía que su entonces esposo pagara 250 mil pesos por el rescate. Un juez le dictó 4 años de prisión, sin embargo, no la cumplirá porque el delito no es considerado grave, por lo que alcanza el beneficio de condena condicional

Monterrey.- Una mujer fue sentenciada por simular su secuestro y el de su hijo de 6 meses de edad, en el que pretendía que su entonces esposo pagara 250 mil pesos por el rescate. 

Los hechos ocurrieron el 13 de agosto de 2017, cuando Samantha Angélica Tovar Arreola, de 28 años de edad, intentó hacerle creer a su esposo que ella y su bebé estaban secuestrados. 

Su esposo recibió en su teléfono celular mensajes de texto y de audio donde le exigieron la cantidad de 250 mil pesos, a cambio de dejarlos en libertad, bajo la amenaza que en caso de no cumplir venderían sus órganos.

Investigaciones realizadas por la Fiscalía Especializada Antisecuestros de Nuevo León, establecieron que Tovar Arreola y su hijo menor de edad nunca estuvieron secuestrados. 

Ante esto un juez dictó de 200 jornadas de trabajo comunitario, reparación de daños psicológicos a su ahora ex esposo y 4 años de prisión, sin embargo, esta última, no la cumplirá porque el delito por el cual se le acusa no es considerado grave, por lo que alcanza el beneficio de condena condicional para conmutar su pena.