Daily Mail
La mujer china tuvo que elegir entre su embarazo de 12 semanas o salvar la vida de su hermano que necesitaba un trasplante de médula ósea

Una mujer de 24 años, originaria de China, decidió poner fin a su embarazo de 12 semanas, para ayudar a su hermano mayor, quien necesitaba un trasplante de médula ósea.

Los médicos le advirtieron que de realizar el trasplante embarazada, podría traer efectos negativos al feto, por lo que tomó la difícil decisión de interrumpir su embarazo y salvar la vida de su hermano.

Según el diario Daily Mail, Yang Li, se sometió a un proceso de aborto en la ciudad de Hangzhou y se recupera para donar la médula.

Esta decisión ha causado gran revuelo en las redes sociales, pues generó todo tipo de comentarios, algunos critican a la mujer por abortar y otros opinan que fue un acto heroico. 

 

Con información de: Daily Mail