Accidente. La trabajadora estuvo a punto de perder dos dedos de la mano izquierda. / Ulises Martínez
Luego de ser liberada la mujer fue trasladada a las instalaciones de la Clínica Dos del IMSS

A punto de perder dos dedos de la mano izquierda estuvo una empleada de un centro comercial, al momento en que metió los dedos a una revolvedora de masa de tortillas sin precaución.

Paramédicos de la Cruz Roja acudieron a Jesús Valdés Sánchez y La Fragua en el comercio donde se reportaba una persona lastimada por una de las maquinarias que se encuentran en el área de cocina.

Los paramédicos ayudaron a sacar de la maquinaria los dedos de la mano izquierda de Juana Patricia Palafox García, de 44 años, quien por un descuido introdujo su mano a la amasadora antes de que se detuviera. 

Conforme los encargados del lugar mencionaron que este es seguro, sin embargo la mujer se adelantó antes de que se parara por completo la máquina haciendo que le aplastara los dedos índice y anular de la mano izquierda.

Luego de ser liberada la mujer fue trasladada a las instalaciones de la Clínica Dos del IMSS para su valoración y curación, manifestando los galenos que la mujer contaba con probable fractura en ambos dedos. Será la empresa que se haga responsable de los daños y las lesiones ocasionadas a la mujer.