Hábitat. El Museo del Desierto apoya la reproducción del lobo gris mexicano. Foto: Vanguardia/Archivo
El lobo sirve para controlar la reproducción desmedida de los animales herbívoros, y evitar el sobrepastoreo en territorio coahuilense

La especie extinta en medio libre del lobo gris mexicano está siendo insertada en varios territorios para impulsar y motivar su reproducción. 

En México es difícil convencer a los ganaderos y a los agricultores sobre la necesidad en el ecosistema del lobo gris. En los Estados Unidos hay más cultura y respeto sobre el tema, aseguró Fernando Toledo, director de Fauna del Museo del Desierto.

“Aquí es muy difícil concientizar a los ganadores y agricultores que un hábitat con lobos es mucho más sano que uno sin ellos. Un depredador sirve para controlar a los herbívoros: venados, liebres, conejos, evitando el sobrepastoreo”, declaró en entrevista. 

De éste mismo, aseguró que actualmente ya se están haciendo liberaciones en Chihuahua y en Sonora, monitoreando el comportamiento.

“En México se han liberado alrededor de 30 ejemplares en diversos territorios. En el país vecino del norte alrededor de 100”, dijo. 

El Museo del Desierto lleva desde 2009 con en el programa binacional del lobo mexicano. 50 instalaciones en México y Estados Unidos se encargan de apoyar la supervivencia de la especie. 

SALUD DE LOS CACHORROS 

Este año nació una camada de cinco cachorros. El director indicó que la salud de los caninos es favorable y ha estado avanzando. Pesan aproximadamente ocho kilos y ya les han aplicado el segundo refuerzo de la vacuna y la desparasitación.