Desde la prehistoria, el humano ha sabido amenizar su existencia con la música. Está donde quiera que vayamos; en Internet, en la radio, en la línea de espera del teléfono, en las películas, y hasta en los ascensores. ¿Te imaginas una vida sin música? Estudios psicológicos han demostrado los efectos positivos y negativos que pueden tener los distintos tipos de música en el ser humano y bajo diferentes circunstancias, pero ¿quién hubiera imaginado que los animales también están sujetos a esto?

Para sorpresa de muchos, existe una disciplina que se dedica precisamente a estudiar la relación entre el comportamiento animal y la música; la zoomusicología. En su hábitat natural, las distintas especies utilizan el sentido del oído para sobrevivir. Identifican qué sonidos indican peligro, dónde encontrar alimento, etc. Hay estudios que demuestran qué tipo de sonidos tienen efectos psicológicos positivos sobre ciertas especies, y es muy interesante el saber que a través de la música podemos crear ambientes más amigables para nuestros animales de compañía, o incluso para animales en cautiverio, refugios o santuarios. Hace más de 100 años, el New York Times publicó un artículo sobre este tema en el que narraba un experimento de música con los animales del Zoológico del Bronx, donde los orangutanes reaccionaron positivamente a la música clásica e incluso respondían con movimientos al ritmo del swing, los camellos también mostraron respuestas positivas mientras que especies de caninos como lobos y coyotes se inquietaban con este tipo de música. Otros estudios concluyen que los animales en su hábitat natural responden más activamente a música compuesta con sonidos relacionados a los de su entorno que a música compuesta para el ser humano.

Por otra parte, algunos animales domésticos responden a la música humana. Una psicóloga de la Universidad Queen en Belfast demostró cómo los perros tienen reacciones de relajación ante la música clásica, y reacciones de agitación ante el heavy metal. Mucha gente acostumbra dejar la televisión o el radio prendido cuando sale de casa para que sus mascotas no se sientan tan solas. Sobre todo cuando se trata de perros, esta es una excelente medida para evitar que tu peludo tenga ansiedad por estar solo y termine destruyendo cosas. Spotify, Youtube y otras plataformas digitales tienen un gran contenido dedicado a este fin. Podemos encontrar playlists y videos con títulos como “Relax my cat”/”Relax my dog” de melodías de larga duración que involucran sonidos musicales y patrones de sonidos familiares para tu mascota, como por ejemplo un ronrroneo, u otros sonidos de la naturaleza como el silbido de los pájaros, el viento entre los árboles, la lluvia o las olas del mar. 

En Brigada Rescate, nos gusta poner música cuando acompañamos a nuestros peludos para amenizar su día… ¿Lo has intentado?  Gerry junto con los perritos de Brigada Rescate cuentan contigo para encontrar un hogar! 

Esperamos que sigas leyéndonos y que nos sigas en nuestras redes sociales… buscanos en Facebook, Instagram y Snapchat como Brigada Rescate Saltillo. #JuntosDejamosHuella