Logo. Con esta imagen podremos identificar al Comca de ahora en adelante. Fotos: Especial
El objetivo del Consejo Mexicano para la Cultura y las Artes (COMCA) es elevar del 7 al 12 por ciento el PIB que representan las industrias creativas del país en beneficio del arte y la cultura

Al presentar el Consejo Mexicano para la Cultura y las Artes (Comca) que él preside, Manuel Vargas informó que esa asociación civil nació con el objetivo de ser punto de encuentro entre gobierno, empresarios, creativos, artistas y sociedad civil.

Explicó que tras la creación de la Secretaría de Cultura federal, reflexionó en torno a la necesidad de conformar una asociación civil donde esos grupos de la sociedad puedan hablar e intercambiar experiencias para buscar apoyo del gobierno para que el sector cultural se vea beneficiado en todas sus áreas.

En entrevista, Vargas subrayó que la misión del Comca es ser el instrumento interlocutor entre gobierno, empresas e industrias, y los creadores, con el fin de diseñar políticas que canalicen recursos para impulsar las economías creativas y de beneficio sustentable.

“Las cámaras de comercio y los consejos como el de la comunicación o el empresarial agremian a los involucrados en sus respectivos sectores. Nosotros agremiamos a quienes están dentro de la industria creativa y del sector cultural, porque hasta hoy no había quién diera la cara por nosotros”, explicó en la entrevista.

Manuel Vargas dejó ver que de acuerdo con datos recientes, siete por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) viene de las industrias creativas y el sector. El reto del Comca, añadió, es conducir a México a ser una nación más creativa, que suba ese siete al 12 por ciento.

Comentó que eso únicamente se logrará con unión, pláticas, negociaciones, leyes que de manera real beneficien a los creativos, empresarios comprometidos, y apoyo del gobierno sin que se deje a él la responsabilidad completa. “Esto genera economía, porque no se va a un fondo perdido”, anotó.

Con lo anterior, se dará a la economía creativa el lugar que merece y que nunca se le ha dado en este país. “El escritor y abogado Iván Duque Márquez, presidente de Colombia, dice que los recursos naturales se van a acabar, que tenemos que buscar una nueva forma de pensar, de ser creativos”.

Para el entrevistado, los creativos mexicanos podemos desarrollarnos en todas las áreas que hacen una mejor sociedad y consecuentemente un mejor México. “Los creativos y quienes estamos en el mundo del arte somos gente de bien y producimos riqueza para este país”, añadió.

Con las herramientas necesarias para que el Consejo Mexicano para la Cultura y las Artes camine por una senda adecuada y fructífera, se tiene la convicción de que la “Economía Naranja”, como se le llama mundialmente a la economía creativa, sea fuente de riqueza y de beneficio social.

Así, en noviembre de este 2019 se llevará a cabo una cumbre en la que se pueda empezar a dialogar entre todos los sectores y generar recursos. “También estamos dispuestos a participar y apoyar a organismos como el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca)”, aseguró.

En esa cumbre sobre economía creativa en México participarán organizaciones creativas, comunidades artísticas, artesanales y académicas, industrias de economías creativas, de entretenimiento y tecnológicas, países miembros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y público en general.

El Comca se conforma por personas y empresas, agrupaciones de artistas y promotores del arte, el entretenimiento y la cultura, académicos, especialistas digitales, artesanos y estudiantes, e impulsa actividades que favorezcan su sustentabilidad; no milita en grupos políticos ni religiosos.

Los objetivos de la naciente organización coinciden y se desarrollan en el programa “Objetivos de desarrollo sustentable”, de la Agenda 20-30 de la UNESCO. Además, otorga la Certificación Naranja (EBS) a empresas que fomentan y promueven economías de beneficio sustentable y sostenible.

Su plataforma logística tiene como premisa colaborar con personas físicas, artistas, empresarios e instituciones de gobierno, entre otros sectores de la sociedad, como escuelas, centros de investigación y museos, con el objeto de proporcionar estrategias para crear proyectos específicos.

Otros objetivos citados por el entrevistado apuntan a la implementación de actividades formativas para estudiantes, artistas y público en general con intereses en las artes, así como el fomento y desarrollo de cursos, talleres, diplomados y seminarios, abiertos a todos los interesados.

Colaborar en la promoción y difusión de las labores de gestión y producción culturales; ampliar el conocimiento de la comunidad sobre las artes contemporáneas, e impulsar el potencial de las artes en todo México, son otras metas que Manuel Vargas ha diseñado para el Comca.