AP
El tenista español espera llegar a una final soñada ante Novak Djokovic

Rafael Nadal se siente saludable de nuevo. Probablemente no es coincidencia que esté de regreso en las semifinales del Abierto de Australia.

Exhibiéndose su usual cobertura total de la cancha, Nadal ganó 20 de 23 puntos al saque y levantó las únicas dos bolas de quiebre que enfrentó, poniendo fin a la mejor actuación del joven estadounidense frances Tiafoe en un Grand Slam con una dominante victoria 6-3, 6-4, 6-2 la noche del martes.

"Me siento afortunado de estar donde estoy luego de todo por lo que pasé”, dijo Nadal, quien abandonó su duelo de cuartos de final en Melbourne el año pasado debido a un problema en la pierna derecha y también su semifinal en el Abierto de Estados Unidos en septiembre a causa de dolores en la rodilla derecha, tras lo cual se operó el tobillo derecho.

"No fue fácil”, añadió el español.

Nadal, de 32 años, alcanzó su 30ma semifinal en las grandes citas e impidió que Tiafoe llegase a su primera, dos días después de cumplir 21 años.

"Yo sabía que iba a ser muy intenso”, señaló Tiafoe. “Punto por punto, nunca he visto a alguien tan certero”.

Los dos no se habían enfrentado antes, aunque entrenaron juntos en el Abierto de Francia de 2014, cuando Tiafoe estaba en la competencia de juveniles.

Al entrar al Abierto de Australia este año, Tiafoe, número 39 mundial, nunca había pasado de la tercera ronda en un grande. Pero eliminó a Kevin Anderson, dos veces finalista de Grand Slams, y Grigor Dimitrov, 20mo cabeza de serie, en ruta a cuartos de final, atrayendo atención por su juego  y sus celebraciones inspiradas por LeBron James.

Ahora, Nadal se enfrentará a otro oponente mucho más joven que él: Stefanos Tsitsipas, el griego de 20 años que eliminó a Roger Federer en la cuarta ronda.

Tsitsipas, 14ta cabeza de serie, se convirtió en el primer tenista de Grecia en llegar a semis en un Slam, al vencer al español Roberto Bautista  por 7-5, 4-6, 6-4, 7-6 (2).

"Va a ser interesante”, dijo Tsitsipas sobre su duelo con Nadal. “Me siento bien con la forma en que estoy jugando. Siento que puedo hacer algo bueno contra él”.