Rafa tiene en su cuenta personal 9 títulos en Italia y busca el décimo. Foto: AP
Los favoritos del torneo italiano no fallan y se instalaron en la siguiente ronda

ROMA.- Los dos grandes favoritos dieron el segundo paso. Rafael Nadal, 2 del mundo y con el récord de nueve títulos en el Foro Itálico, volvió a ganar y se enfrentará en cuartos de final con Diego Schwartzman, quien batalló duro en su duelo de octavos. Y también ganó en dos parciales Novak Djokovic, el 1 del mundo, quien ganó cuatro veces el Masters 1000 de Roma.

La arcilla italiana les volvió a sonreír. Nadal, el histórico rey de las canchas lentas, había regresado el miércoles a la competencia oficial tras más de seis meses y aplastó al también español Pablo Carreño Busta por un doble 6-1. Y eso que su rival venía de trepar a semifinales en el cemento del US Open. Ahora el zurdo de Manacor superó al serbio Dusan Lajovic por 6-1 y 6-3.

Otra vez sólido y veloz, con gran autoridad, Nadal se quitó de encima a otro rival de cuidado, aunque estando él en gran forma ratificó su superioridad. Así se instaló por 15° año, sobre 16 jugados, en los cuartos de final del Abierto de italia. Sí, en el torneo que busca su décima copa.

Su tercer adversario será Schwartzman, el actual líder del tenis argentino y Top 15 mundial. El porteño empezó mal, cedió el primer set y finalmente le ganó al polaco Hubert Hurkacz por 3-6, 6-2 y 6-4, tras estar 2-4 en el último capítulo. El ganador llegó a cuartos en Roma por segunda vez, y seguida, ya que en 2019 trepó inclusive a semifinales.

Ese duelo personal tendrá el 10° enfrentamiento oficial, que hasta ahora domina Nadal por 9-0. Será una buena prueba para el español y para el argentino se tratará de intentar ganarle por primera ocasión al dueño de 12 copas en Roland Garros.

Por su cuenta, Djokovic, a menos de dos semanas de su dramática descalificación en el Grand Slam de Nueva York, dio otro paso sin ceder un set. Esta vez se impuso, en choque netamente serbio, a Filip Krajinovic por 7-6 (7) y 6-3.

El rival de Djokovic no será, como muchos pensaron, la revelación, el italiano Lorenzo Musetti, de 18 años y verdugo del suizo Stan Wawrinka y el japonés Kei Nishikori, sumando así sus dos únicos triunfos en un torneo de nivel ATP. Pero el anfitrión cayó ante el alemán Dominik Koepfer, surgido de la fase clasificatoria, por 6-4 y 6-0.