Gerente General de América para Nano Depot, Jesús Reyes Serpa.
Las muertes por contagio hospitalario no son tan extrañas; la nanotecnología reduciría los casos
Esta tecnología permitiría no sólo reducir el número de muertes, también reencaminar el presupuesto del sector salud a otras áreas que requieren desarrollo, además de que este es un producto que se puede aplicar en infinidad de superficies, dando la posibilidad a las personas que proteger sus hogares y así reducir las enfermedades adquiridas en el hogar por contagio
Gerente General de América para Nano Depot, Jesús Reyes Serpa

PIEDRAS NEGRAS, COAH.- Las infecciones nosocomiales son enfermedades derivadas de nuestras visitas a los centros médicos. En ellas, a pesar de estar sana y ser una acompañante, la persona en cuestión se enferma por los virus que habitan en estos espacios.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), al año mueren más de 300 mil personas en el continente americano por infecciones nosocomiales que derivan en enfermedades respiratorias que sufren complicaciones. 

La Secretaría de Salud en México, destaca que muchas de las infecciones nosocomiales derivan en neumonías, con síntomas en la mayoría de los casos que se presentan como fiebre elevada, malestar general, escalofríos, dolor e inflamación, y que, por la alta resistencia de los virus, al proceder de un entorno clínico, derivan en complicaciones que pueden llegar a la muerte.

En lo que se refiere al tema en especial, el Gerente General de América para Nano Depot, Jesús Reyes Serpa, aseguró que la tecnología es de suma importancia para poder reducir en gran manera el número de casos de infecciones nosocomiales, está disponible, desde hace pocas semanas, para todo México, y eventualmente, para todo el continente.

“Gracias a los avances tecnológicos que ha presentado Alemania, y el respaldo que nos brinda el Instituto Leibniz, pionero en el tema de la nanotecnología, es que podemos poder a disposición de México Molybsan, un recubrimiento activo que elimina virus y bacterias de las superficies, y no permite su crecimiento posterior, lo que reduciría en gran número el caso de infecciones nosocomiales”, afirmó el ejecutivo. 

De acuerdo con la SESA, padecer una infección de tipo nosocomial condiciona a que se prolongue la estancia hospitalaria del paciente, familiares y amigos, aumenta la posibilidad de una discapacidad a largo plazo, una mayor resistencia a los medicamentos contra las bacterias aumenta los costos para el paciente, familia y sector salud y muertes innecesarias.

“Esta tecnología permitiría no sólo reducir el número de muertes, también reencaminar el presupuesto del sector salud a otras áreas que requieren desarrollo, además de que este es un producto que se puede aplicar en infinidad de superficies, dando la posibilidad a las personas que proteger sus hogares y así reducir las enfermedades adquiridas en el hogar por contagio, lo que también significaría un alivio a sus bolsillos”, finalizó Reyes Serpa.