Foto: Especial
“Estas cosas como las del general Cienfuegos nos dan la razón, ahora sí que duele tener la razón”, expresó el presidente

Si no se habla de un narcoestado, pues sí se podría hablar de un narcogobierno y, sin duda, de un gobierno mafioso, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador al referirse a la resistencia que hay por las acciones que ha emprendido su gobierno.

Esto lo señaló en conferencia matutina al confirmar que hay una investigación abierta y denuncias presentadas por la falsificación y comercialización de la vacuna tetravalente contra la influenza Fluzone Quadrivalent, así como por la venta ilegal de la vacuna Vaxigrip.

“Es que son mafias, ya que les puedo decir con todo lo que estamos constatando, era una descomposición profunda la que se padecía; estaba podrida la vida pública, se está limpiando”, señaló.

“Lo que pasa es que México es muy fuerte por su cultura; además, en el momento preciso la gente se decidió por el cambio, sonó la campana y la gente dijo ya es el momento; claro, hay muchas resistencias”.

Desde Palacio Nacional, el primer mandatario sostuvo que su administración está limpiando y purificando la vida pública de México.

Dijo que aunque estaba muy avanzada la enfermedad, el cáncer es curable.

“Por eso también las reacciones en contra, por eso nos atacan un día sí y el otro también porque aún con toda esta descomposición, no quieren dejar de robar, no tienen llenadera y los que se dedicaron a apoyar este régimen de corrupción, que repetían como pericos que era importantísimo el modelo neoliberal, todo este proceso de privatización de poner por delante lo material, todos los que aplaudían los gobiernos anteriores, pues ahora en vez de ofrecer disculpas, siguen queriendo que se restablezca al antiguo régimen”, manifestó.

“Para eso son las organizaciones que han surgido Frena 1 y Frena 2, las propuestas de los intelectuales orgánicos, los medios que nos atacan tanto. Los columnistas que están frotándose las manos para que fracasemos y se reinstale otra vez la corrupción, de nuevo los García Luna, los corruptos al poder y el gobierno al servicio de las mafias”.

López Obrador indicó que eso es lo que está en juego, aunque apuntó que afortunadamente la gente está apoyando la transformación.

“Estas cosas como las del general Cienfuegos nos dan la razón, ahora sí que duele tener la razón”, expresó.

“Imagínense la vergüenza de que detienen al que fue jefe de la policía con Calderón y ahora al secretario de Defensa en el pasado gobierno, el mensaje que se da hacia afuera, pero eso no somos los mexicanos, que nadie se equivoque. Nuestro pueblo tiene mucha fortaleza moral, muchos valores morales, culturales y espirituales”.