Especial

Justo en la euforia por la programación en línea de documentales de plataformas tanto de Ambulante como de Netflix, esta semana HBO se les unió con otro muy a tiempo para festejar a las madres.

Este se trata de “Natalie Wood: Lo que permanece atrás” (“Natalie Wood: What Remains Behind”) el cual después de su estreno mundial en le edición 2020 del Festival Internacional de Cine de Sundance en enero pasado se transmitió para su difusión mundial a través de HBO el pasado martes 5 de mayo y que bajo la producción y narración de su hija mayor, Natasha Gregson-Wagner, producto de su matrimonio con el ex agente hollywoodense Richard Gregson viene a ser, por muchas razones, el documental definitivo sobre la vida y trágico desenlace al morir ahogada tras caer de una embarcación de una de las mejores actrices hollywoodenses de la segunda mitad del siglo XX como lo fue Natalie Wood.

Lo que sucede es que Natasha Gregson-Wagner, quien tuvo una breve trayectoria como actriz a finales de la década de los 90 de películas como “Al otro lado del camino” (David Lynch, 1997) o “Alta Fidelidad” (Stephen Frears, 2000), entre otras, tras haber tomado como lo hizo su madre un tiempo alejada de los sets cinematográficos para criarlas a ella y a su hermana Courtney, producto de la relación de Natalie Wood con el también actor Robert Wagner, ahora también como madre sintió la necesidad en su caso de contar la historia de Natalie Wood a través de las voces de todos los amigos y familiares disponibles para exponerla a los grandes públicos que la conocieron desde su estrellato desde actriz infantil hasta los millenials que no la conocen por haber muerto trágicamente en noviembre de 1981.

Así, “Natalie Wood: Lo que permanece detrás” pone a Natasha sentada frente a ella desde su padrastro, el mencionado actor Robert Wagner, considerado por los tabloides incluso como un sospechoso de haber asesinado a su madre la noche del 29 de noviembre de 1981 tras una discusión que tuvieron en un yate anclado en un muelle de la isla Catalina, hasta creadores que van del dramaturgo Mart Crowley (“Los Chicos de la Banda”) a actores, actrices y directores como Robert Redford, Mia Farrow, Elliot Gould, Dyan Cannon, George Hamilton, Richard Benjamin y otros más para conocer la evolución tanto personal como profesional de aquella niña hija de inmigrantes rusos que alcanzó el estrellato hollywoodense en primera instancia en el clásico “Milagro en la Calle 34” (George Seaton, 1947).

Sin embargo, fue a partir de su primer elección “consciente” siendo una adolescente del personaje del clásico “Rebelde sin causa” (Nicholas Ray, 1955), que le dio su primera de tres nominaciones al Oscar, Natalie Wood se alzó no sólo como una de las más sólidas intérpretes hollywoodenses de su generación sino de las primeras mujeres de la industria no solo con voz sino también voto para generar y levantar proyectos fílmicos, construyendo un mito desde entonces, y todavía más con su trágica muerte que dio pie a otros documentales y teorías que ahora su hija bajo la batuta en la dirección del francés Laurent Bouzereau, de quien recomendamos en estos espacios hace un par de años la serie documental de Netflix “Five Came Back” y aquí logra un trabajo que llega a conmover lo mismo que disfrutar.

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com;

Twitter: @AlfredoGalindo

Alfredo Galindo

Columna: Cinelectronico

Productor, Director y Guinista de cine.

Columnista del periódico Vanguardia desde 1995, escribe sobre música, cine y televisión. Combina la pasión de escribir con la creación cinematográfica.