Foto: Archivo
En la medida deberían participar también los transportistas que brindan servicio a las instituciones educativas ya que en muchas ocasiones violan las disposiciones de transito sobre todo en el ascenso y descenso de estudiantes

Acuña, Coah.- Como una medida urgente de prevención califico, José Antonio Campos Ontiveros, la necesidad de reforzar la educación vial afuera de las escuelas, de todos los niveles, con la participación de los propios docentes, padres de familia y directivos, consideró el supervisor de educación secundaria de la zona 401.

Dijo que, a partir de la presente semana, al iniciar el ciclo escolar 2016-2017 oficialmente, no solo elementos de Seguridad Publica deben vigilar, sino que se debe implementar un programa integral para la prevención de accidentes de estudiantes y padres de familia que llevan a sus hijos.

Inclusive, subrayo, en la medida deberían participar también los transportistas que brindan servicio a las instituciones educativas ya que en muchas ocasiones violan las disposiciones de transito sobre todo en el ascenso y descenso de estudiantes.

“Como es posible que a los ciudadanos que vivimos en la frontera nos cueste 26 pesos ser más educados. Sí, es lo que pagamos en el puente cuando vamos a Estados Unidos y allá observamos y seguimos todas las indicaciones de educación vial”, afirmó.

Es importante, insistió, que también en Acuña, una ciudad en constante crecimiento todos los ciudadanos se apliquen y respeten las normas viales ya que con ello se evitaran toda una serie de accidentes.

No solo los automovilistas deben de respetar los señalamientos sino que también los estudiantes deben cruzar por las esquinas, transitar por las banquetas y subirse al transporte siempre del lado de la pared, entre tantas observaciones y a lo que habrá que estar al tanto una vez que inicie el ciclo escolar, puntualizó.