Crisis. Temen que Erdogan quiera sacar ventaja de la situación. EFE
El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, y el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, serán los encargados de llevar a cabo esa tarea

BRUSELAS, BEL.- La Unión Europea (UE) y Turquía acordaron ayer iniciar un proceso de consultas para aclarar cómo se está implementando el acuerdo migratorio entre ambas partes de 2016, por el que Ankara debe mantener en su territorio a demandantes de asilo a cambio de 6 mil millones de euros de fondos comunitarios.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, y el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, serán los encargados de llevar a cabo esa tarea, anunció el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tras reunirse con el presidente turco, Recep Erdogan.

Erdogan visitó Bruselas en medio de críticas a Europa al considerar que no está respaldando lo suficientemente a Turquía en la crisis siria, mientras que la UE había pedido a las autoridades turcas no utilizar la presión migratoria con fines políticos.

Borrell y Çavusoglu trabajarán con “en los próximos días para clarificar la implementación del acuerdo entre Turquía y la UE, para asegurarnos de que estamos en la misma página, que tenemos la misma interpretación sobre lo que hacemos”, dijo Michel en una rueda de prensa en la que también participó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pero no Erdogan.

“Tuvimos la ocasión de compartir nuestras diferentes opiniones sobre el acuerdo (...) Intentamos clarificar ciertas posiciones, interpretaciones, comentarios sobre la aplicación de este acuerdo”, señaló el político belga.

En particular, dijo que la UE tuvo la oportunidad de “mostrar de qué manera ha puesto en marcha compromisos financieros” con la promesa de movilizar un total de 6 mil millones de euros en apoyo de los refugiados en suelo turco.