Peligro. Las incursiones de los narcotraficantes contra la población civil, le han dado argumentos a EU de tratarlos como terroristas. Foto: Especial
Especialista da cuenta de la escalada violenta que vive México

PIEDRAS NEGRAS, COAH.- Ante los niveles de violencia que se viven en México, particularmente en algunas ciudades fronterizas, el doctor José Andrés Sumano Rodríguez, investigador de El Colegio de la Frontera (Colef), señala que antes se hablaba de daños colaterales durante el combate al narcotráfico, pero actualmente se dice que hay ataques directos a la población para generar reacciones de terror entre la ciudadanía.

Menciono que a través de medios de comunicación que documentan los diversos actos violentos ligados al narcotráfico en México, ciudades como Sinaloa, Nuevo Laredo, Sonora, Reynosa, han estado en el foco mediático y ha despertado diversas opiniones de la sociedad civil y gobierno acerca de los niveles de violencia que han sobrepasado a los años anteriores.

SE JUSTIFICARÍAN INCURSIONES DE FUERZAS DE EU EN MÉXICO

El especialista en temas de seguridad pública y prevención refirió que ante ciertos actos violentos, diversos actores, particularmente en Estados Unidos, han sugerido catalogar a células del crimen organizado como grupos terroristas.

“Legalmente, si ellos en Estados Unidos, catalogan a estas organizaciones como terroristas, esto implica que pueden ellos facultados, no porque México esté de acuerdo, realizar acciones como las que llevan a cabo contra terroristas en Siria, Irak, Afganistán, es decir incursiones de las fuerzas armadas de los Estados Unidos para inhabilitar o asesinar a los líderes y, en este caso, para ir en contra de los líderes de los cárteles mexicanos”, explicó.

Sin embargo, el doctor Sumano señala que disminuir la violencia y disminuir el narcotráfico son dos cuestiones diferentes.

Finalmente explicó que el narcotráfico es un negocio ilícito, pero no necesariamente tiene que generar violencia, donde la violencia suele estar asociada a disputas por territorio, negocios con extracción de rentas, pero cuando se trata de disminuir la incidencia delictiva y la violencia, esta se debe enfocar en ello y no frenar toda una dinámica económica que depende de muchos otros actores.