Foto: Especial
Este viernes llega a la plataforma de streaming el primer reality show mexicano que retrata la vida de nueve adultos jóvenes entre los 30 años que llevan una vida de placeres y excesos; desde que se presentó el primer tráiler las críticas y la polémica no han parado
¡No te lo pierdas!
¿Cuándo? Hoy
¿Dónde? En Netflix
Hora: Desde la medianoche de este viernes
 
De acuerdo con El Economista, desde el 2008 la pobreza se mide de manera multidimensional en México y a 10 años del cambio metodológico, los resultados son inciertos. Por una parte, disminuyó la pobreza por carencias de salud, educación, servicios, seguridad social y alimentación, pero aumentó impactantemente la pobreza por ingresos.
 
Con este panorama se estrena este viernes “Made in Mexico”, el primer reality show mexicano producido por Netflix que retrata el opulento estilo de vida de nueve personas de la alta sociedad que viven su día a día en la Ciudad de México. Desde el estreno del primer tráiler del programa en agosto pasado, las críticas no faltaron, tanto activistas como público en general aseguran que no retrata a un país donde la mayoría tiene piel oscura y la mitad de la población vive en la pobreza.
 
Este primer avance revela escenas del reality e incluye entrevistas con los participantes, en donde exactamente se puede ver la vida desenfrenada de nueve socialités mexicanos. Entre ellos se encuentran Pepe Díaz, un empresario en clubes nocturnos, Kitzia Mitre, diseñadora de modas, Carlos Girón, conductor de televisión, Liz Woodburn, blogger de comida, Columba Díaz, modelo, Chantal Trujillo, bloguer de moda, Shanik Aspe, conductora de televisión, Hanna Fajj, dirige la fundación Jaff Hanna y Roby Checa.
Más allá de la polémica, el programa que estará disponible a partir de hoy en la plataforma de streaming, también promete ser una gran oportunidad para incentivar el turismo en México, ya que estrenará en 190 países y en todos ellos se podrán ver lugares emblemáticos de la Ciudad de México como La Condesa, Polanco, Insurgentes, Coyoacán y hasta Santa Fe.
 
LOS DETRACTORES
 
Pero como toda apuesta tiene sus dos caras, por un lado los detractores del reality show ya se hicieron presentes tanto en redes sociales, como en programas televisivos. Muchos de ellos censuran el momento histórico en el que se estrenará este primer reality show de Netflix en México, anunciado poco más de un mes después de que el país eligiera como presidente al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que ha arremetido contra lo que en su opinión es una élite enquistada y corrupta, comprometido a dar prioridad a los pobres.
 
“Basura”, “porquería”, “patético” y “clasista” son algunos de los adjetivos más utilizados por los usuarios de Twitter para describir al reality, tuiteando directamente tanto a la plataforma de streaming como a los participantes, quienes prefieren hacer oídos sordos ante la crítica.
 
“Creo que la gente se va a identificar más con los problemas humanos, porque los que están criticando no han visto el programa”, dijo en entrevista con Publimetro la modelo y parte del elenco, Columba Díaz.

Carlos Girón, que también es conductor de televisión, explicó que lo que se persigue en el reality es retratar formas vidas en la Ciudad de México, a través de nueve personajes, para conocerlos en su estilo de vida, glamour y hasta sus debilidades.

“Las cámaras nos siguen a todos los sitios, no llevamos un guion de por medio. Todo es real como nuestros problemas familiares, económicos, existenciales, los dramas en nuestro núcleo laboral e íntimo, a lo largo de 12 semanas”, comentó en entrevista con El Sol de México.

SIN MIEDO AL QUÉ DIRÁN
 
Sin embargo, la filántropa, y activista de derechos humanos mexicana Hanna Jaff, de 30 años y residente en San Diego, dijo que ella y otros miembros del elenco son representantes de familias mexicanas con antecedentes y profesiones distintas, y que al igual que todos los mexicanos “tenemos nuestros problemas dentro de nuestras circunstancias".
 
Cabe destacar que la serie es producida por Love Productions USA, división estadounidense de la productora propiedad de Sky. Sus producciones se enfocan en contar historias “sin guión” a diferentes tipos de público en todo el mundo.
 
La crítica de cine, Fernanda Solórzano, aseguró a través de Twitter que en lugar de criticar simplemente el programa, se podría ver desde otra perspectiva. “Al contrario del desgarre de vestiduras que ha generado el anuncio del reality show de mirreyes #MadeInMexico (Netflix), pienso que puede ser la ocasión de hacer escarnio público de esa casta. Visibilizar sus complejos y desconexión con la realidad”, aseguró.
 
En redes, otro usuario identificado como Christopher Alcántara, de 32 años y administrador de negocios, dijo tener curiosidad por ver "Made in Mexico". Afirmó que los programas de este tipo divierten a la vez que difunden argot nuevo y tendencias de moda. "El morbo vende y sin duda me parecería muy interesante ver uno de los programa piloto", afirmó Alcántara.
 
Por último, la periodista y columnista de Milenio, Susana Moscatel, aseguró que los participantes están listos para el escándalo, aunque “la manera en la que México es retratado (literalmente, con las cámaras, no con las implicaciones sociales) es tan hermoso que seguro no le hará daño al turismo”.