Oportunidad. Netflix aprovechó la crisis en el cine y compró varias películas para estrenarlas en el streaming. ESPECIAL
La plataforma de streaming sumó en el último trimestre 10.1 millones de suscripciones mejorando su valor un 166%, y aunque admite que su ritmo caerá el resto de año, su cofundador Reed Hastings sabe muy bien cual será el futuro de la compañía

Sin duda Netflix ha sido una de las pocas empresas que, hasta cierto punto, le ha ganado a la emergencia sanitaria por COVID-19, y aunque sus producciones se han detenido por varios meses debido a la cuarentena, las suscripciones han crecido a un mayor ritmo de lo esperado: 10.1 millones en el segundo trimestre, claramente por encima de los 7.5 millones previstos acercándose a la cifra total de 193 millones. Y aunque a las empresas no les gusta hablar de monopolios, Reed Hastings y Ted Sarandos, fundadores de la plataforma, saben muy bien que el siguiente paso para su compañía requiere de movimientos muy precisos.

Recientemente, la compañía advirtió que el aumento del número de suscriptores se va a aminorar en el segundo semestre del año, mientras otras empresas de diferentes sectores deberían a empezar a experimentar algún tipo de recuperación. Por ejemplo, ahora que iniciamos el tercer trimestre del año, Netflix prevé sumar tan solo 2.5 millones de suscriptores, muy por debajo de los 15.77 millones del primer trimestre o los 10.1 millones de este segundo. Estas previsiones han provocado que Wall Street haya castigado su valoración durante una jornada en la que Netflix ha perdido en torno al 7%, aunque parece ser que no consideraron el nuevo plan de la empresa con sede en Los Gatos, California.

De acuerdo con Lucas Shaw, columnista de Bloomberg, Netflix nunca se ha identificado como un monopolio, pero sí como un gran competidor ante empresas como HBO, Amazon Prime Video, Disney+ y Apple TV+. Si bien los monopolios no son como tal ilegales, sí violan las leyes antimonopolio cuando utilizan su poder para obtener ventaja.

Originales. Poco a poco grandes figuras del séptimo arte se han acercado a la plataforma para trabajar en conjunto. ESPECIAL

La semana pasada, Hastings lo dejó muy claro: ”Queremos tener tantos éxitos que cuando te unas a Netflix, simplemente te golpees golpe a golpe y nunca pienses en esos otros servicios".

Hastings tiene la costumbre de decirle a sus competidores exactamente cómo planea vencerlos, y en esta ocasión no es diferente. Netflix no puede monopolizar todo el entretenimiento, porque no compite en juegos, música o deportes. Ni siquiera es el sitio de videos en línea más popular del mundo (sería YouTube). Sin embargo, la ambición es inconfundible: Netflix quiere exprimir a toda la industria del cine y la televisión en un solo servicio para todo el mundo.

MATERAL ÚNICO E INIGUALABLE

Netflix inició tratando de ser como HBO, produciendo programas de alta calidad con estrellas de cine que ganan premios, pero su programación ha cambiado bastante desde "House of Cards”. Sus mayores éxitos este año abarcan documentales ("Tiger King"), realities shows ("Too Hot to Handle", "Love Is Blind"), series de atracos ("La Casa de Papel") y fantasías épicas ("The Witcher") . Ahora produce una lista de programas que abarca casi todo lo que puedes encontrar en la televisión de cable (excepto deportes y noticias).

Lo mismo está comenzando a suceder con el estudio de películas de Netflix, que en los últimos años ha aumentado su producción para convertirse en el mayor productor de películas originales del mundo. Muchos cineastas que alguna vez se mostraron reacios a hacer películas para Netflix, ahora ven como su única opción a la popular plataforma. Y es que el argumento de venta de Netflix se hizo más fácil cuando todos los demás estudios dejaron de hacer todo tipo de películas. Los estudios de cine de Hollywood cerraron sus operaciones independientes, por lo que Netflix fue de compras a festivales de cine. También dejaron de hacer tantas comedias y dramas, así que Netflix también las hizo.

¿QUÉ SIGUE?

Hace algunos meses, el servicio de transmisión comenzó haciendo películas de prestigio, aunque ha tenido mayor éxito con géneros que son mucho más comerciales: comedias, películas de acción y ocasionalmente dramas. De las 10 películas originales más vistas de Netflix, solo una ("The Irishman") es lo que los críticos considerarían un contendiente a los premios.

Este verano ha sido otro momento crucial para uno de los encargados de la compañía, Scott Stuber. Netflix ha atraído a un gran público con películas de acción protagonizadas por estrellas ("The Old Guard" y "Extraction"), los tipos de películas que alguna vez gobernaron la taquilla de verano. Estas cintas no son buenas contendientes al Oscar, pero son muy destacables.

Entonces, ¿qué sigue para Netflix? Muchos más proyectos en los mercados internacionales, por ejemplo. Pero para el público angloparlante, solo hay un par de categorías en las que todavía falta Netflix: animación, donde Netflix está invirtiendo miles de millones de dólares y franquicias de nivel A. "Me gustaría hacer un gran 'Jungle Cruise', tipo de película 'Jumanji'", dijo alguna vez Stuber. "Una película PG-13 con creación mundial y efectos visuales. ¿Cuál es nuestro 'Señor de los Anillos'? ¿Cuál es nuestra 'Guerra de las Galaxias’?”. (Con información de Bloomberg)

Itzel Roldán

Originaria de la Ciudad de México, egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Intercontinental. Diplomado en Locución en el Centro de Capacitación MVS. Reportera y editora especializada en periodismo de espectáculos. Amante del cine, la música, la televisión y los animales.