Harold Henderson, oficial de apelaciones de la NFL, le negó la suya a Elliott antes de que Mazzant bloquee al castigo original. Foto: AP
Los problemas para ‘Zeke’ no han terminado, pues la Liga busca ‘tumbar’ el bloqueo a la suspensión del corredor de los CowboysNo se toma en cuenta los juegos del lunes
A esta altura yo me estoy concentrando en ser el corredor que necesito ser para que este equipo sea exitoso y podamos conseguir lo que queremos”.
Ezekiel Elliott, RB de loc Cowboys.

FRISCO.- La NFL ha solicitado una apelación a la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Quinto Circuito este lunes como respuesta al mandato preliminar del viernes que bloqueó la suspensión por seis juegos a Ezekiel Elliott de parte de la liga por haber violado al código de conducta personal.

No queda del todo claro que tan rápidamente dicha apelación será revisada. Si la decisión del Juez Amoz Mazzant es anulada, entonces la suspensión de Elliott podría ejecutarse de inmediato.

Elliott pudo jugar el domingo contra los Giants, pero él se hubiese perdido los seis partidos siguientes y no hubiera podido volver a salir a la cancha hasta el 5 de noviembre contra los Chiefs.

El mandato del juez, por ahora, significa que lo más probable es que Ellliott podrá jugar sin inconvenientes toda esta temporada, pero la NFL podría pedir un juicio inmediato para su apelación.

La NFL está siguiendo un camino similar al que tomó en su caso del 2015 contra Tom Brady, el quarterback de los Patriots. Brady había obtenido un indulto inicial en una corte de distrito, pero otra corte más elevada reafirmó la suspensión por cuatro juegos por haber desinflado balones ilegalmente. Eso sucedió tras la temporada del 2015, así que la pena se ejecutó durante los cuatro compromisos iniciales del 2016.

Elliott habló con la prensa por primera vez en 3 meses tras la victoria de los Cowboys por 19-3 en su debut contra los Giants y expresó alivio por poder tener “una oportunidad de comprobar mi inocencia”. Él dijo que estaba “simplemente contento de poder estar con mis compañeros por la mayor cantidad de tiempo que se permita y no perder tiempo y no tener que estar lejos de ellos”.


Una ex novia de Elliott lo había acusado de violencia doméstica en distintas ocasiones durante julio del 2016 en Columbus, Ohio. La oficina del abogado de la ciudad no acusó formalmente de nada a Elliott, citando evidencia inconsistente. La política de conducta personal de la NFL, sin embargo, no requiere ese mismo tipo de pruebas para que uno de sus jugadores sea culpado de una violación de las reglas.

Al ejecutar la suspensión, la liga alegó que contaba con evidencia persuasiva de que Elliott cometió actos de violencia contra Tiffany Thompson en varias ocasiones.

Harold Henderson, oficial de apelaciones de la NFL, le negó la suya a Elliott antes de que Mazzant bloquee al castigo original.

Si la suspensión de Elliott termina ocurriendo, los corredores suplentes de los Cowboys son Darren McFadden, Alfred Morris y Rod Smith.