Foto: Especial
Advierte el Centro de Integración Juvenil que esta sustancia está desplazando poco a poco a los inhalables

El Centro de Integración Juvenil de Saltillo, de un tiempo para acá comenzó a recibir casos de consumo de drogas en edades más tempranas y con sustancias más dañinas, como el cristal, así lo aseguró Norma Pérez Reyes.

La directora del CIJ dejó claro que el reporte representa solo los casos de dicho centro y no los de todo Saltillo o el Estado.

En 2018 los niños de menor edad que llegaron con problemas de consumo de cristal (mentafetamina) fueron 2 de 12 años. En el mismo año, también fueron atendidos 64 menores de entre 10 a 14 años con problemas de adicciones.

Aseguró que en su experiencia de más de 30 años observa que la edad de inicio en el consumo va disminuyendo cada vez más rápido en los jóvenes que llegan al Centro de Integración Juvenil.

Dijo que en la historia del CIJ el caso de menor edad que ha reportado es un pequeño de nueve años.

 

DEJAN INHALABLES

Pérez Reyes señaló que en los años anteriores los inhalabas como el resistol y el thiner eran las drogas que más consumía la población menor, por lo que se crearon campañas a nivel nacional logrando casi erradicar el consumo de estas sustancias. 

“En años anteriores tuvieron que ver con inhalables. Antes tenía que ver con el descuido de las empresas y los padres de familia.

“Se supo que algunas empresas cambiaron el aroma a los inhalables para que dejarán de ser atractivos. El año pasado (2018) el caso de consumo de inhalables fue mínimo. Estamos hablando que ya hay más consumo de mariguana y cristal. Los inhalables están quedando fuera; el cristal los está reemplazando de cierta manera.

“Aquí en Saltillo en los años del 89 al 95 los casos que más se trataban tenían que ver con inhalables.  Hubo una campaña por parte del Centro de Integración Juvenil que se tituló ‘La mona no es como la pintan’. La campaña iba dirigida a poblaciones de 10 a 19 años, a padres de familia y a profesores.

“Lugo vienen otro tipo de sustancias y en este momento el cristal es lo de ‘moda’. Desafortunadamente es una sustancia que de alguna manera es de fácil acceso para los infantes.

VENENO

Las primeras drogas de contacto están dejando de ser el tabaco y el alcohol, para irse por sustancias ilegales como el cristal.

En 2018, el 27 por ciento de los pacientes del CIJ, tenían entre 10 a 14 años (64 niños).

37 por ciento de quienes acudieron al Centro de Integración, eran de entre 15 a 19 años 

De 231 casos atendidos por el CIJ en el primer trimestre de 2018, el 78 por ciento fue de 10 a 19 años de edad.

En el trimestre de 2019 las sustancias más utilizadas siguen siendo el alcohol, tabaco y mariguana.

199 casos fueron atendidos por tabaquismo; 189 por alcohol y 172 por mariguana.

En estimulantes como el cristal son 86 casos en el primer trimestre de 2018. Durante el mismo lapso de 2019 fueron 52 casos en edades de 10 a 19 años.

PRECIO ‘ACCESIBLE’

Uno de los riesgos de esta droga es su adulteración, por lo que el precio es más accesible a cualquier persona.

“A menor precio disminuye la calidad y aumenta el daño y riesgo. Se puede mezclar desde con carbonato, pastillas molidas, etcétera, cosas que sean semejantes en la apariencia”, advirtió Norma Pérez Reyes, directora del CIJ.