Foto: Especial
Con un precio que roza en los 350,000 dólares, el Rolls-Royce Cullinan es por mucho el vehículo mas caro de su segmento y por ese precio lo menos que podrías esperar es tener un vehículo completamente funcional y sin problemas, aunque al parecer esto no será así

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

Nadie se escape de los temidos recalls, ni siquiera los modelos de más alta gama, como ya lo hemos podido comprobar en tiempos recientes. Sin ir mas lejos, la semana pasada, algunas unidades del McLaren Senna fueron llamadas a revisión por problemas en el cableado del motor. Ahora, toca el turno al Rolls Royce Cullinan.

Con un exorbitante precio que roza en los 350,000 dólares, el Rolls-Royce Cullinan es por mucho el vehículo mas caro de su segmento y por ese precio lo menos que podrías esperar es tener un vehículo completamente funcional y sin problemas, aunque al parecer esto no será así para sus dueños.

Foto: Especial

Recientemente, la Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA por sus siglas en inglés) anunció un llamado a revisión para el primer SUV del fabricante británico, mismo que tiene como objetivo resolver problemas en su sistema de iluminación.

De acuerdo con la información presentada por la NHTSA, alrededor de 403 unidades de la camioneta británica serán llamadas a revisión ya que incumplen con los estatutos de la sección 7.3.13.1, sin mencionar a la tabla IX del Reglamento Federal de Seguridad para Vehículos de motor, en los cuales se mencionan todos los pormenores obligatorios en la iluminación y los elementos lumínicos.

Si no estás interesado en leer el reglamento norteamericano de tránsito, no te preocupes, pues aquí te explicamos el problema. Según la NHTSA, las luces traseras y específicamente las luces de freno no cumplen con las especificaciones de brillo requeridas por el reglamento, lo que se traduce en una difícil distinción del momento en el que se encienden dichas luces y por consiguiente una probabilidad de accidentes mucho mayor.

Foto: Especial

Tras este anuncio, Rolls-Royce se pronunció al respecto y declaró que el problema son las variaciones que existen en su proceso de producción, por lo que es urgente que los propietarios se acerquen a su distribuidor para realizar la reparación del problema lo antes posible.

Por ahora ni Rolls-Royce ni BMW tienen conocimiento de algún accidente relacionado con este problema y prefieren que la estadística se mantenga así, por lo que han instado a los 403 propietarios de Cullinan a presentarse en su concesionario más cercano para reparar los problemas sin ningún cargo adicional.

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO