Foto: Cortesía
El artista platicó en exclusiva con VANGUARDIA sobre su trayectoria, nuevos proyectos y más

El miércoles llegó a la ciudad uno de los cantautores más reconocidos en Latinoamérica: Nicho Hinojosa. Se presentó en un evento privado dedicado a las maestras de la Sección 38 adelantando la celebración del Día de la Mujer, que es hoy. Tras finalizar el concierto y con más compromisos encima, Nicho le dio la oportunidad a esta casa editorial de visitarlo en su hotel Misión Express al cual arribamos al filo de las 09:30 de la noche con la promesa de una exclusiva y aún sin imaginar que aprenderíamos tanto de este hombre de 50 años de edad.

Lo primero que platicamos fue acerca de su público a quien siembre le ha sido agradecido por cada aplauso, conversación y fotografía que se animan a pedirle. “Yo me quedo hasta que la última persona que me pide una foto se va. A veces dura más la sesión de fotos y todo eso que el propio concierto; no es como una obligación porque podría no hacerlo y la gente también estaría contenta, pero creo que es como un ‘gracias’ y es bien importante para mí.

 “No sé si para la gente signifique tanto o no; yo puedo pensar que significa ‘algo’ estar cerca de tu artista, de la gente que admiras y entonces lo hago con mucho gusto. Dentro de esa sesión de fotos y firma de autógrafos pues te cuentan muchas historias… y me quedo maravillado de que lo que uno hace entonces sí sirve porque si no: sí es un negocio pero si lo vez solo como un negocio pues verías qué días trabajar y qué días no. Yo la verdad hoy (miércoles) que vinimos a cantarle a las maestras, anticipándonos al Día Internacional de la Mujer, que es el día 8, podría decir ‘no’ y ya pero sé lo que significa y a qué vengo y por eso acepto muchos trabajos que en días que ‘se supone que descanso’, los trabajo pero con gusto”, comenzó a narrar.

Un poco de Nicho

Tiene 50 años de edad; cumple el 29 de noviembre y es nacido de 1968. “Soy Olímpico. Aquí fueron las olimpiadas del 68; desgraciadamente en ese año también suceden cosas muy trágicas acá en México por lo mismo: se recaudan muchos fondos para lograr hacer las olimpiadas y luego el mundial de futbol en el 70. Suceden muchos acontecimientos muy tristes para nuestra historia, pero bueno, es el año en que nací y mucha gente que nació en ese año recuerda también cosas buenas”, recordó y añadió que, de sus 50 años, 36 los ha dedicado a la música.

Su nombre completo es Dionisio Alberto Hinojosa Garza, nació en Monterrey, Nuevo León. “Mi padre es de Melchor Ocampo (NL) y mi madre es de Torreón de Cañas, Durango. Ahora sí que Coahuila está en medio de entre mi mamá y mi papá”, cuenta entre risas y retoma en la cercanía que tiene a nuestro estado es importante para él ya que precisamente Saltillo es una de las primeras ciudades que le “abrieron la puerta” como arte en toda su expresión.

“Pasando mis 18 años, ahí en La Peña, Rincón Santa Lucía les agradeceré siempre y ahora es tiempo que vengo obviamente no cobrando lo que cobro porque no cabe la gente ahí; son entre 110 y 130 personas lo más que caben, pero soy un tipo agradecido. Entonces hay lugares a donde voy y no me importa el dinero si no el ser agradecido, estar atento con la gente que todavía aprecia lo que hago pese a tantos años”.

Respeto y amor a las mujeres

- Platícanos un poco sobre ese evento que tuviste con las maestras – Le pedimos ya más en confianza.

R= “Sí, es un motivo de celebración porque ahora sí que más con estos cambios que están sucediendo últimamente de ‘protección a la mujer’, de estar enterados. Esto no está sucediendo desde ahorita, ha sucedido muchos años; ahora tenemos la idea de que el internet nos da mucha información y pues bueno, gracias a esa información el internet sí sirve. Muchas veces destroza, pero en este caso estamos un poquito más informados del maltrato a la mujer, de cómo tenemos que hacer el que se le respete”, dijo firme y agregó que actuaron frente a 600 o 700 mujeres.

“Yo ya no entiendo a veces y me siento confuso porque luego si haces algo, cierta mujer se ofende y si no lo haces: otra mujer se ofende. Entonces necesitamos llegar a un ‘medio’ donde podamos entender ¿qué es lo que realmente (las mujeres) quieren? Y tenemos que entender también que a pesar de que somos seres humanos, somos dos seres diferentes.

“La mujer es diferente al hombre en muchas cosas. Las mujeres, creo, porque no tengo la certeza; yo no soy científico ni doctor ni mujer, pero creo que las mujeres son más inteligentes que los hombres. Pero esa inteligencia las hace ser muy poco comprensivas también con el hombre; entonces todo ese juego hace que el hombre y la mujer no nos logremos conocer en su totalidad”.

“A veces conocemos a una persona y creemos que ‘le estamos haciendo muy bien’ y en pareja… Y es una persona. Ahora imagínense cuando tratas de entender todo un género: pues está muy difícil”, refirió respecto a ese tema y destacó el gran respeto, amor y agradecimiento a cada mujer de su vida, resaltando que entre géneros hace falta más respeto mutuo.

“Me identifico mucho con ese género, a lo mejor (en mi vida pasada) fui mujer ¿por qué no? Y con los hombres me identifico de otra forma. En mi carrera sería como más ‘normal’ que me escucharan más mujeres que hombres y resulta que es al revés”, finalizó respecto a ese tema con datos estadísticos de su carrera y que los galanes lo escogen para dedicar canciones, pero las chicas simplemente nos enamoramos de su voz.

Foto: Patricia González Polendo

Nicho & Omar: ‘La Bohemia Descarada’

Los dos compadres se avientan este show como su más reciente proyecto. “La Bohemia Descarada” habla sobre hacer canciones originales al cien por ciento, como a ellos se les ocurre y sin importar críticas, “haters”, protocolos ni nada; si Nicho y Omar pueden tocarla, vivirla, cantarla y sentirla, la hacen suya y del público.

“Que si ‘esta canción es de trío, la tengo que tocar como trío’… No, la toco como yo quiero, es mi estilo y cuando canta Omar también le digo: ‘tu hazle como tú quieras, aquí no vamos a hacerle caso a nadie ni vamos a estar viendo si nos critican o no nos critican. Este es mi trabajo y así lo hago yo. Si le gusta a la gente ¡qué bueno! Y hasta ahorita sí. Si hablamos de 36 años de trabajo quiere decir que sí les gusta porque si no, ya no tuviera chamba”.

‘La Bohemia Descarada’ son canciones 100 por ciento originales de la composición de Nicho Hinojosa y Omar; las cuales están subiendo a Spotify. Actualmente llevan tres canciones subidas y cada dos viernes suben nuevo material. No tienen un número en total para “terminar” dicho proyecto, sino que su corazón y arte lo expresarán hasta el cansancio.

“Pueden ser alrededor de 25 o 30 canciones. Cada 15 días una canción”, especificó el artista.

¿Disco o redes sociales? El avance de la música

Respecto a la nueva era digital, Nicho considera que actualmente ya no es un negocio redondo eso de la música sino puro amor al arte. Cuando él empezó a trabajar allá por los 90 fue el “boom” musical; a tal grado que llegó a posicionarse tres veces en el primer lugar con los discos más vendidos.

“La música es un negocio eh… Seamos ciertos: hablamos de un negocio que, si tienes la forma de hacerlo, a mucha gente le puede gustar. De ahí tú dices: ‘Bueno, voy a vender esto que yo sé hacer’. Lo vendes como música: en las redes, puedes hacer tu canal de Youtube y si lo comercializas puedes ganar dinero, si vendes discos (que ya ahorita ya no es negocio), podrías ganar dinero. Si lo metes a las redes pues ganas un mínimo, tendrías que vender hasta 20 millones de discos para llegar a tener un dinero como un negocio… Entonces, si ya no funcionó todo eso, lo que yo hago es sacar un disco y nada más recupero lo que es la grabación”, explicó detalladamente añadiendo que una de sus producciones cuesta entre 80 y 100 mil pesos.

“En el tiempo en que yo salí (hace 20 años) sí era un negocio redondo porque hablábamos de que cada disco se vendía aproximadamente en 120 pesos y si estás hablando de 120 pesos menos el costo del disco (que con disquera es más caro) entonces hablamos de que te quedaban alrededor de unos 45 o 50 pesos por disco de los cuales se repartían en regalías para todos los compositores, para la compañía disquera, para el representante… Me venía quedando por disco alrededor de uno o dos pesos”, confesó, pero orgulloso de su trayectoria en la que por tres años consecutivos fue el “vendedor número uno” y aunque ahora le queda como “recuerdo” es un hecho histórico, aunque ya no sea negocio.

También es empresario

Actualmente Nicho es socio de “El Mesón del Gallo”, un restaurante bar ubicado en Barrio Antiguo de Monterrey con más de 30 años de posicionamiento; a quienes gusten de la música original, la buena trova y ambiente y, es el lugar idóneo para turistear cualquier día de la semana y sobre todo los días que Nicho se anima a echarse un “palomazo” para su querido público.

“Es un lugar emblemático en Monterrey y hace seis meses entré yo como socio porque se estaba desviando un poquito lo que era ‘El Mesón del Gallo’; ya sólo se dedicaban a hacer tributos y solamente de ciertos artistas que a mí también me agradan pero no podemos hacer que un lugar se convierta en algo de tributos. Entonces hablar de Joaquín Sabina, de Joan Manuel Serrat: soy seguidor de ellos, soy admirador de su trabajo, pero no quiero que un lugar se convierta en eso; en tributos a: ‘fulano y fulano’, además de que sólo a ellos dos o a otro y yo dije: ‘no, no, no; la música tiene que ser muy variada aquí en este lugar como lo fue desde hace 30 años”, explicó.

Compone desde chiquito

¿Cuándo empezó a componer Nicho Hinojosa? Desde sus 14 casi inviernos sin embargo el “cuento”, como él lo llama, de los discos es más complejo y aunque sí ha sacado muchos cóvers de diversos artistas que incluyen, por ejemplo a Chavela Vargas, hace muchos años era más fácil leer en los discos físicos la información completa de cada canción: su compositor, cantante, arreglista, etcétera. Hoy en día en plataformas digitales sólo sale el nombre de la rolita y quién la canta.

“En 1999 grabo ‘Nicho en el Bar’ donde sólo incluyo ‘Helado de Limón’ que es la única de mi autoría en ese disco e incluyo 13 canciones extra que son de otros compositores. El detalle es que la gente aun teniendo la información de quién había compuesto la canción decía: ‘Ojalá de Nicho Hinojosa’; ‘A quién, de Nicho Hinojosa; ‘¿Cómo te va mi amor?, de Nicho Hinojosa’… entonces yo no tengo la culpa y menos si no eres fan sabrás que esa canción yo no la compuse o cuáles son las canciones que yo canto. La verdad es que (la gente que ve el disco) les súper vale madre quién la compuso, quienes son los músicos, cuánto dura la canción… no les interesa”, profundizó.

“Devuélveme” es una canción de su autoría y además la que más abraza con el paso el tiempo: “Viene en ‘Bar 3’. Es una canción que es muy… digamos ‘cachonda’, es un acostón, es una canción que la compuse hace muchos años; en el 92 o 93 y por fin pude grabarla en el 2003 o 2004 y a parte la grabé con una orquesta de sinfónica de la 20 Century Fox, con músicos como el percusionista de Miami Sound Machine ósea cosas como muy importantes para mí”, detalló y dio un currículum impresionante de todas las personas con las que se ha codeado; desde importantes arreglistas, violinistas y personas internacionales hasta con Alejandro Fernández y la base del Mariachi de Luis Miguel.

‘Mis amigos del bar’

“Después de ‘Vivir Como Antes’ hago este proyecto que se llama ‘Mis Amigos del Bar’ e invito a una persona que canta hermoso y es de Suecia. Traduzco mi canción al inglés y ella la canta y la tenemos en el proyecto. Ahí se pueden dar cuenta de todas las canciones que son mías porque dicho proyecto (que también pueden buscarlo en Spotify) es un trabajo de puras canciones mías cantadas por otros artistas. Hasta ahorita llevamos alrededor de 53 o 54 canciones grabadas; el total del proyecto son 130 canciones mías y me han grabado artistas como Amaury Gutiérrez, Napoleón, Tatiana y ahora sí que hasta Tropical Panamá porque yo compongo de todo no sólo baladas; de manera internacional también está Juan Carlos Baglieto, muy reconocido en Argentina, Gustavo Lara y muchos más… Son 54, imagínate. Ahorita estoy trabajando sobre el quinto: otras 13 canciones más y es un proyecto de vida”, aseguró.

¿Por qué tanta importancia de los bares a Nicho Hinojosa?

R= “Yo creo que yo me hice en los bares y es como un pequeño tributillo ahí que les hago. Me hice como músico; como persona yo creo que nos vamos componiendo respecto a las personas que nos rodean y asociamos como amistades. Y hablar de los bares y el respeto que les tengo porque para mí era súper difícil que alguien volteara a verme cuándo la verdad iba a echarse un trago y a platicar con sus amigos… Entonces les tengo un cariño muy especial porque era eso: cantarles una canción y que empezaran a voltear para escucharme”.

Se retirará con dignidad

 “Tengo que dejar toda la música que yo he compuesto para que la gente la conozca; obviamente muchos van a decir: ‘Quisiera’ de Amaury Gutiérrez y ni modo. Así como algunos decían: ‘Ojalá’ de Nicho Hinojosa… La canción quien la cante la hace suya”, destacó orgulloso de compartir cada expresión artística.

A sus 50 años de edad, Dionisio tiene los pies bien puestos en la tierra aún sin dejar de ver las estrellas: Declaró que sabe que algún día tendrá que retirarse y lo hará con dignidad; sin sentir lástima de la gente ni aplausos “obligados” y menos contratando a alguien más para tocar la guitarra porque sólo él sabe ser Nicho Hinojosa.

“Para mí es más importante  que todavía haya gente que no conoce el trabajo que yo hago porque quiere decir que todavía tengo a gente a quién jalar. Y si todavía hay gente a quien ‘jalar’ y lo logro hacer… quiere decir que todavía hay cosas pendientes.”, comenzó a narrar.

“Yo me doy cuenta hasta dónde tengo que trabajar, hasta dónde tengo que parar porque tenemos que parar y ser nuestros propios jueces y decir: ‘¿sabes qué?, me voy a salir de este trabajo con dignidad’; todavía con voz… Si ya ando batallando ahí para cantar, ¿qué estoy haciendo cantando? Hasta donde yo pueda todavía dar y también el recibir un aplauso, una muestra de cariño o una muestra de amor hacia lo que hago… ‘Oye, que bonito cantas’, amo que me digan eso y si lo siguen haciendo pues seguiré cantando pero tengo que saber hasta dónde parar; yo no puedo cantar toda la vida. Yo me quería retirar desde el 2014 y de hecho lo logré porque paramos actividades en Estados Unidos, en Canadá, en Centro y Sudamérica y en 2019 ya es de México y es un ‘hasta donde pueda, le sigo’.

“Quien sabe… a lo mejor este es mi último año, a lo mejor el que sigue… No sé. Yo si me quiero retirar con dignidad; yo no quiero tener problema de que tenga que batallar con la voz y la gente por cariño o por ‘ay qué triste’ te sigue viendo. Yo no quiero eso”, puntualizó.

Un gran corazón

Además de ser compositor tiene otros talentos: pintura, lectura, música y… “Si le sigo buscando qué más hacer también le entro. Le entro al cine, le entro a todo (mientras sea arte).

En exclusiva para VANGUARDIA y con total seguridad de que vendrán cosas mejores para sus proyectos, Nicho Hinojosa nos confesó que tiene una organización no gubernamental que ve por los niños. “Fundación Tito”, llamada así por su apodo de chico y la cual creó hace unos cuantos años para ver que los pequeños en verdad sean el futuro del universo y no solo se queden en frases trilladas.

“No pido dinero, sí material. Estoy seguro porque aquí no hay de que ‘yo creo que’; estoy seguro que hemos dicho tanto la frase de: ‘Los niños son el futuro de México o el futuro del mundo’ que no atendemos a los niños y nada más decimos la frase y siempre lo he dicho y en las redes sociales critico mucho eso”, explica y añade que lo más importante no es decir, sino actuar; por eso aunque tenga uno que otro “hater” en sus redes sociales, a él le vale maíz y sigue con su proyecto.

“El futuro del universo son los niños y si no les damos atención pues no vamos a tener futuro. Yo sí me preocupo mucho por lo menos con los niños de Nuevo León y sí tengo esta fundación que hace que se ‘enchulen’ las escuelas para que los niños estén orgullosos del lugar al que van a estudiar; los maestros se ponen las pilas y se hace todo un cambio. No es nada más pintarte la escuela, ponerte banquitas nuevas, llevarte útiles escolares, pizarrones, blah blah blah… No sólo eso, es cambiarte el entorno y el ‘chip’.

“Tenemos un ‘chip’ ahorita de una onda como de ofensa: todo nos ofende”, dijo y agregó que incluso el “bullying” es algo que la gente sobre explota y solo crea conflictos pues cuando él era niño también lo molestaban, pero no llegó a ser tan extremo como otros pequeños ahora lo han sido. “Lo que hago es ir con los chavitos y platicar con ellos. Para mí es importante que los niños estudien computación, sepan que es una red social y se les enseñe cómo utilizarla con precaución porque en sí los niños no deberían tenerlas, pero algún día llegarán a cierta edad y pueden saber qué poner o qué no”, dio un ejemplo de sus colaboraciones al mundo.

Para finalizar, Nicho confesó que toda su labor como activista es “por debajo del agua” y en realidad lo hace por los niños, pero espera poder avanzar y próximamente llevar su Fundación Tito a más lugares.