Nico Castillo permaneció 41 días internado en un hospital luego del riesgoso padecimiento.
La recuperación de Castillo avanza de buena forma tras la trombosis sufrida a principios de febrero; que saliera del hospital motiva al grupo

MÉXICO.- Nicolás Castillo abandonó el hospital después de estar internado 41 días por una trombosis que sufrió en la pierna derecha el 9 de febrero.

Miguel Herrera, director técnico del América, catalogó la noticia como “algo que le viene de maravilla a sus compañeros”.

“Saber que Nico está mejorando es importante para el grupo y cuerpo técnico, esperemos que se recupere lo más rápido posible”, dijo.

El timonel informó que ha estado en constante comunicación con el delantero por medio de WhatsApp y envió un mensaje a los aficionados azulcrema que se encuentran pendientes por la salud del andino.

“Está muy contento, obviamente es un primer paso, un paso que será difícil por lo que sigue, pero ya dio uno importante que es salir, estar en su casa y ahora comenzará una rehabilitación que nuestros médicos se ocuparán para ver cual es el siguiente paso”.

Nicolás Castillo fue operado el 29 de enero del tendón del músculo recto femoral derecho. Horas después sufrió una trombosis en la arteria femoral, que lo mantuvo en terapia intensiva hasta el 9 de febrero. Cuatro días después presentó una hemorragia en la misma herida que le hizo volver al nosocomio.

Por otra parte, Miguel Herrera comunicó que las Águilas continúan sus entrenamientos por separado debido a la cuarentena por coronavirus. El conjunto de Coapa, que ocupa el cuarto lugar de la Liga MX con 17 puntos, se mantiene en forma con una doble sesión diaria, impartida por el preparador físico del club, Giber Becerra.

“Por medio de Youtube, todos los días tienen una clase a las 10:30 de la mañana, y en la tarde otra, que la estamos haciendo opcional pero afortunadamente todos se están metiendo a hacer la doble sesión de trabajo para mantenernos, sabemos que no es lo mismo pero cuando esto concluya podamos recuperar la parte física”, concluyó el entrenador del América desde 2017.