Foto: Archivo
Quien quiera llegar a ser el Ejecutivo estatal deberá haber nacido en la entidad, ¿discriminación política?

De acuerdo con la Revista Legislativa de Estudios Sociales y Opinión Pública, Coahuila es una de las pocas entidades en las que las leyes frenan la posibilidad de tener un gobernante no mexicano o nacido en el extranjero.

En este documento se analiza la exclusión que sufren los mexicanos naturalizados para postularse, como candidatos independientes o como representantes de un partido político, a ciertos cargos de elección popular o para desempeñar cargos funcionariales, a pesar de que todos los que cuentan con la ciudadanía mexicana debieran ser iguales ante la ley.

De acuerdo con la información recabada en las entidades, el análisis dice que en Coahuila sus Ayuntamientos y Legislatura pueden estar dirigidos por mexicanos naturalizados y oriundos; sin embargo, para el cargo de Gobernador estatal, la situación es la contraria.

La publicación revela, que en 18 de las entidades mexicanas no es necesario haber nacido mexicano para llegar a ocupar cargos en el Ayuntamiento o en el Congreso del Estado, mientras que en 14 sí, de las que Coahuila forma parte.

Este estudio, realiza un exhorto a las entidades federativas y legislaturas locales y federales, para reformar las normas que prohíben a mexicanos naturalizados tener cargos públicos, debido a que muchos de ellos obedecen o son víctimas del fenómeno de la migración; y subraya que en Coahuila sí hay exigencia del requisito de nacionalidad oriunda para los cargos de Gobernante estatal.

“Se ha evidenciado en este artículo que no hay un criterio uniforme en las legislaciones estatales respecto de la salvaguarda de este derecho humano”, expone la investigación a los legisladores.