Foto: Especial
Aclara que fuera del plantel, lo que hagan los alumnos es responsabilidad de los padres de familia

Sara Castillo Suárez, directora de la escuela secundaria Federico Berrueto Ramón, negó que en el plantel se registren casos de drogadicción, y aunque aceptó que sí se reportan agresiones entre alumnos, destacó que “son fuera del plantel”, y del portón hacia afuera se termina su responsabilidad con los estudiantes y comienza la de los padres.

Luego de que papás de algunos jóvenes que cursan su secundaria en el turno matutino aseguraran que va al alza el consumo de drogas y el bullying dentro del plantel, la representante informó que no existe ningún caso en este ciclo escolar y el personal está siempre al pendiente de las acciones de los jóvenes en la institución.

“No tenemos casos, vamos a decirlo, casos verídicos, objetivamente, nosotros tratamos a los niños en el sentido que nos corresponde como responsabilidad, su seguridad, es en este caso cuidarles su seguridad, que es lo elemental”, dijo.

Destacó que su responsabilidad como titular del plantel es dar la seguridad a los mil estudiantes de la secundaria desde que ingresan a las 07:00 y hasta las 13:10 que salen del turno, “del barandal para allá es responsabilidad de los padres de familia, que quede muy claro”, manifestó.

Señaló que en la junta con los padres ocurrida hace dos semanas se les informó sobre las responsabilidades que ellos deben de tener con sus hijos para evitar que lleguen a problemáticas de adicciones o de vandalismo y aclaró que de los más de mil padres de familia, solo acudieron cerca de 280, ni la mitad mostró el interés al llamado.

“Se trataron asuntos de la seguridad de sus hijos”, dijo.

Al destacar que ha habido dos casos de “pleitos” fuera del plantel en las últimas dos semanas, recomendó a los padres que platicaran con sus hijos y mantuvieran una mejor relación.

“Se les dio una recomendación, impartieron temas de educación humanística destacando como prioridad el sistema educativo de las condiciones de padres y tutores. Les recomendé que platiquen con sus hijos, que, aunque muchas veces tienen que salir a trabajar para llevar el alimento a sus hijos, les den una media hora de cariño a sus hijos, que les contemplen, que les pregunten cómo les fue en la escuela, que les ayuden con la tarea, pero de buena forma”, recomendó.

Aclaró que con base en un estudio, se indica que con solo una hora de amabilidad que brinden los padres a sus hijos al día, cambiará su conducta y mejorará la comunicación entre ambos,

Finalmente reiteró que no ha encontrado casos de portación o consumo de enervantes u otras drogas en el plantel.

Durante el año anterior, recordó, se envió a 7 alumnos a pruebas de antidoping, solo uno de ellos salió positivo y se le dieron indicaciones para que cada 15 días presentara el antidoping.

En mayo de este mismo año, VANGUARDIA documentó que cuatro estudiantes de la Berrueto fueron sorprendidos drogados dentro del plantel, por lo que fueron entregados a sus padres, ante quienes se puso el protocolo correspondiente en este tipo de hechos.

Durante el mismo mes, VANGUARDIA solicitó información con el turno matutino y sus autoridades manifestaron que la problemática provenía del turno vespertino.

Pedro del Ángel, oficial mayor, informó que en la institución, la población es muy distinta de un turno a otro, pues al menor en la mañana los problemas son atendidos por tutores y orientadores así como el departamento de trabajo social.

Declaraciones

Lo que dijeron las madres de familia:

Hay casos severos de drogas en la secundaria Berrueto, en el turno matutino.

Los alumnos ingresan mariguana y cristal.

Consumen el cristal quemándolo en bombillas.

60 alumnos han sido cambiados de escuela por sus padres.

Existen también casos de bullying.

Piden a la autoridad municipal vigilancia en el exterior para evitar el consumo de drogas.

El año pasado fueron sorprendidos cuatro alumnos drogados dentro del plantel.