Foto: Twitter
El INAH negó que la mujer que escaló la pirámide de Kukulkán hubiera arrojado cenizas o algún otro objeto e indicó que era de origen extranjero

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) detalló que es falso que la mujer que violó las reglas de la zona arqueológica de Chichén Itzá para escalar la pirámide de Kukulkán, hubiera aventado cenizas u otro objeto. 

A través de un comunicado, la dependencia precisó que la mujer era de origen extranjero.

El INAH expuso que después de que la mujer subió a la pirámide, personal de seguridad de la zona arqueológica, de forma pacífica, la exhortó a bajar.

Una vez abajo, fue puesta a disposición de elementos de la Policía Municipal.

El pasado domingo, en redes sociales se difundieron varios videos de la mujer subiendo los peldaños de ‘El Castillo‘ mientras personal de la zona arqueológica y visitantes le gritaban que bajara.

Una vez que descendió, la turista explicó que tenía que cumplirle una promesa a su esposo fallecido: esparcir sus cenizas en el templo de Kukulkán.

(Con información de López-Dóriga Digital)