Foto: Sandra Gómez
Es importante aplicarla, dada las bajas temperaturas que se están registrando en la región y puede afectar a los menores de edad, señaló Daniel de la Torre, director del Centro de Salud Abastos.

Torreón, Coahuila. -  Por el momento no existe desbasto de la vacuna contra la influenza, hay las suficientes dosis, pero en esta ocasión es aplicarla a niñas y niños, luego de que la primera etapa fuera para adultos mayores, informó Daniel de la Torre, director del Centro de Salud Abastos.

Comento que estos días los pequeños también están recibiendo vacunas del cuadro básico, ya que en días anteriores efectivamente escasearon, como la BCG que no hay en muchos hospitales.

Por lo que respecta a la influenza, explicó que es importante aplicarla, dada las bajas temperaturas que se están registrando en la región y puede afectar a los menores de edad, señaló.

Cuestionado sobre si en la Jurisdicción Sanitaria VI han estado negando la dosis, el funcionario dijo que seguramente fue un rumor que circuló en redes sociales, “sí hay, tenemos en almacén, no se preocupen por eso”, insistió.

De lo que se trata es de respaldar la Campaña Estatal de Vacunación contra la Influenza Estacional, para la cual, la Secretaría de Salud del Gobierno de Coahuila se ha fijado como meta la aplicación de un total de 866 mil 783 dosis a lo largo de la temporada.

Solamente dentro del área de influencia de la Jurisdicción Sanitaria VI, que comprende los municipios de Torreón, Matamoros y Viesca, se ha informado que tiene previsto que se apliquen de manera inicial 52 mil dosis.

Adicionalmente la inmunización se pone al alcance de las personas interesadas en recibirlas, a través de los distintos centros comunitarios de la localidad, pero la prioridad son los niños, insistió.

Aclaró que la protección se ofrece inicialmente a los denominados grupos de mayor riesgo, como son menores de cinco años, trabajadores del sector público, personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y quienes viven con enfermedades crónico-degenerativas, ante la necesidad de ayudarlos a fortalecer su sistema inmunológico en contra de la amenaza de la influenza estacional y sus posibles complicaciones.