Foto: Archivo
El abogado defensor de Rosario Robles, Julio Hernández Barros, negó haber pretendido sobornar a autoridades. “La información no sólo es infundada, es irreal. Jamás he pedido dinero para trasladárselo a un servidor público”

Ciudad de México. Tendremos dos meses para probar que las acusaciones contra Rosario Robles Berlanga son falsas, aunque suene inverosímil, ninguna de las auditorías de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) está firme, están en proceso de integración, de solventación, algunos expedientes están dentro de los juicios, en procesos resarcitorios. No hay ninguna sola auditoría hasta este momento que podamos decir que ya quedó firme, aseguró el abogado Julio Hernández Barros, defensor de la ex titular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Robles Berlanga es señalada por la Fiscalía General de la República (FGR) de ser presunta responsable de ejercicio indebido del servicio público y provocar un daño patrimonial al erario federal por 5 mil 73 millones de pesos mediante la firma de convenios irregulares. Actualmente está presa en el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, porque el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna estimó que existía riesgo de fuga.

En entrevista con La Jornada, Hernández Barros –quien fue titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV)– dio a conocer que este lunes acudirá al Consejo de la Judicatura Federal (CJF) a interponer una queja contra la decisión del juez Delgadillo Padierna por haber dictado prisión preventiva justificada a Robles Berlanga, y también solicitará la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y presentará una denuncia de hechos ante la FGR por la probable comisión de delitos cometidos contra la administración de justicia.

El abogado defensor de Rosario Robles, Julio Hernández Barros. Foto: Especial

–¿Sí presentarán la queja contra el juez Delgadillo Padierna?

–Estamos alistando los documentos, entre los elementos que aportaremos está no sólo el texto de Twitter de Dolores Padierna. Tuvimos que ir al Registro Civil para conseguir las actas de nacimiento para acreditar que el juez estaba impedido para conocer del caso.

“Está demostrado que tenía impedimento por tener interés en un juicio o ser familiar directo sin límite de grado de alguien que pudiera tener interés en el caso. Está probado que Dolores Padierna tiene interés en el caso porque incluso ha manifestado públicamente su beneplácito de que está en prisión Rosario Robles, a quien culpa –sin haberlo demostrado–, y yo no lo digo, lo dice ella misma a través de distintos comunicados, algunos un tanto antiguos de 2004, de que su marido René Bejarano haya estado en prisión con motivos del asunto aquel de ‘las ligas’; entonces en eso hacemos consistir, así lo dice la Ley Orgánica del Poder Judicial Federal, la Ley de Amparo y también el Código Nacional de Procedimientos Penales, que este juez estaba legalmente impedido de este asunto.

“También presentaremos la queja contra el juez en el CJF con efectos de recusación, es decir, para que se le remueva del caso; vamos a presentar una queja en la CNDH por las constantes violaciones que ha sufrido Rosario Robles, en especial en lo que tiene que ver con la violación al derecho a la presunción de inocencia y violación a los tratados y los convenios internacionales en materia de prisión preventiva, así como a la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en materia de prisión preventiva.

“Acudiremos ante la Comisión Interamericana con la petición de medidas provisionales para solicitar que cese cuanto antes esta violación al debido proceso y sobre todo al principio de presunción de inocencia.

“Iremos a presentar la apelación contra las medidas cautelares impuestas y una denuncia en la FGR en contra del juez y de quien resulte responsable por la probable comisión del delito cometido en materia de administración de justicia, porque es un delito que aquel juez que sabiendo que tiene un impedimento legal conozca de algún asunto.

“Primero pensé que era simplemente una gravísima violación a los derechos humanos de Rosario Robles, pero ahora entiendo que se trata de una vendettapersonal por parte del juez, o el juez como mano ejecutora de resabios de Dolores Padierna contra Robles, el juez solamente actuó como un instrumento, como una mano ejecutora de esos resabios de la tía…” 

Revertir decisión

–¿Buscarán el cambio de medidas cautelares?

–Algo muy importante que le tocaría resolver, y por ello queremos la recusación del juez, que no sea él quien resuelva la modificación de éstas, ya que contamos con una serie de elementos nuevos de prueba y consideramos que la primera postura, el primer auto de medidas cautelares, fue totalmente ilegal.

–¿Solicitarán que se coloque algún brazalete electrónico a Rosario Robles?

–En un caso como este, cualquier ciudadano que no fuera Rosario Robles tendría como medida cautelar que acuda cada mes a firmar al juzgado.

–Hay versiones que señalan que la defensa de Robles pretendió sobornar a funcionarios con dos millones de pesos para que su cliente no fuera encarcelada…

–La información no sólo es infundada, es irreal. Hasta este momento yo no he cobrado honorarios en este asunto y jamás en mi vida he pedido algún dinero para trasladárselo a un servidor público, eso es lo que me ha mantenido tantos años como un litigante reconocido, porque jamás me he prestado para un acto de corrupción, ni para dar dádivas ni cosas de ese tipo.

–¿Considera usted que puede acreditar la inocencia de su cliente?

–Sí, aunque seguramente con respecto al fondo del asunto lo haremos más adelante, tenemos dos meses para hacerlo, para demostrar que las acusaciones que hace la Fiscalía son falsas. Ahorita estamos con la urgencia de la libertad.

–¿Qué dice Rosario Robles a estos señalamientos de que no detuvo o no hizo caso a las notificaciones de que se estaban cometiendo contrataciones irregulares en las instituciones a su cargo?

–Esto es realmente el fondo del juicio. Lo que pretendemos demostrar, y para eso tendremos estos dos meses, es que estas acusaciones que hace la Fiscalía son falsas. Consideramos que hay elementos suficientes para decir que lo que le atribuyen a Rosario Robles pues no ocurrió en la forma en que dicen que sucedió. De entrada hasta este momento, y aunque suene inverosímil, ninguna de estas auditorías de la ASF está firme.

–Hay versiones que señalan que Ramón Sosamontes y Emilio Zebadúa, dos de los principales colaboradores y coimputados de Rosario Robles, ya forman parte de los testigos protegidos de la FGR, ¿tiene alguna información de ello?

–Hasta este momento no que yo tenga conocimiento.