Trabajadores de rescate en Solfatara di Pozzuoli, un volcán inactivo donde murieron los tres miembros de la familia/AP
Se dice que el niño se desmayó y se cayó después de entrar en el área prohibida, y sus padres trataron de salvarlo, pero el cráter se derrumbó

Un niño de 11 años y sus padres han muerto después de caer en un cráter volcánico cerca de Nápoles.

Informes de prensa italianos dijeron que el niño entró en una zona prohibida en Solfatara di Pozzuoli, uno de los 40 volcanes en el área Campi Flegrei al oeste de Nápoles.

Se cree que se desmayó debido a los gases antes de caer en el cráter. Los padres del chico trataron de salvarlo, pero el cráter se derrumbó.

Su otro hijo, de siete años, sobrevivió porqué había abandonado la escena en busca de ayuda. El incidente tuvo lugar alrededor de las 11 de la mañana de hoy.

Sus cuerpos fueron recuperados dl cráter de tres metros por los bomberos. “Hubo una pequeña explosión, o el suelo simplemente cedió a su peso, y cayeron en este agujero”, dijo el portavoz nacional de la brigada de bomberos Luca Cari.

Los bomberos dijeron que parecían haber muerto de asfixia, posiblemente debido a los gases calientes que emanaban del suelo.

El niño más joven se encontró con un bar en la entrada del cráter, donde fue consolado por el personal durante varias horas.

Armando Guerriero, dueño del bar, dijo: “Vio a sus padres y hermano caer en el cráter. No sabía si estaban vivos o muertos. Estaba llorando y llamando el nombre de su madre. En los 40 años que he trabajado aquí, nunca he visto nada parecido”.

La última vez que estalló, fue en 1198, tiene un cráter poco profundo y emite vapor con humos sulfurosos. Se encuentra en el Campi Flegrei, una extensa constelación de antiguos cráteres volcánicos ardientes justo debajo de la superficie.

El volcán es gestionado por una empresa privada y abierto todo el año a los visitantes, que pueden ir en una visita guiada o explorar ellos mismos.

Con información de The Guardian